«Nos dijeron que a la larga supondría un ahorro»

Los padres de un alumno de que cambió los libros por una tableta hace unos años, narraron cómo desde el colegio «les vendieron» este cambio como algo beneficioso «que a la larga supondría una reducción del gasto». Ahora aseguran que fue «un grave error para la economía familiar, ya que todos los años nos gastamos una media de 200 euros más que los que utilizan libros de texto».

Fotos

Vídeos