Diez empresas optan a los 430.000 euros para acabar la plaza Tirant, paralizada hace 8 años

Tramo pendiente de finalizar de la plaza Tirant de Gandia desde que se inauguró en el año 2010. / ó. de la dueña
Tramo pendiente de finalizar de la plaza Tirant de Gandia desde que se inauguró en el año 2010. / ó. de la dueña

El gobierno de Gandia espera iniciar las obras antes del verano y zanjar una actuación que lleva pendiente desde la época de José Manuel Orengo

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

Las obras de finalización de la plaza Tirant de Gandia han despertado el interés de hasta diez empresas constructoras que aspiran a realizar la obra antes de verano. Las mercantiles quieren hacerse con los más de 430.000 euros que se ofrecen por los trabajos y ejecutar así una actuación que lleva inconclusa desde su inauguración, en 2010.

Tanto el gobierno actual (PSPV y Més Gandia) como el anterior, del Partido Popular, han puesto todo su empeño en finalizar esta obra, que impulsó el último ejecutivo de José Manuel Orengo, pero que inauguró sin acabar. La plaza tiene un tramo sin adoquinar y, en su día, faltaba la conexión con el Raval, a través de la calle Mezquita.

La plaza Tirant cuenta, además, con una serie de locales que se construyeron en la misma etapa, coincidiendo con la renovación de varios tramos del paseo de las Germanías. Inicialmente, estos espacios iban a destinarse a cafeterías, puestos de venta de flores o locales de ocio, pero nunca han alcanzado esa finalidad.

Más bien al contrario. Estos bajos han sido ocupados en varias ocasiones por vagabundos que han buscado bajo su techo resguardo en los días más fríos de invierno. En ocasiones, algunas personas han accedido a los locales a hacer sus necesidades, por lo que el área de Seguridad Ciudadana ha tenido que precintarlos en varias ocasiones.

La intención del ejecutivo es que la empresa que gane el concurso remate la plaza en la zona que linda con el Pont Vell d'Oliva. Esta infraestructura medieval fue peatonalizada a principios de legislatura para que el tráfico no dañara sus robustos pero viejos pilares. La idea es que la explanada tenga una nueva entrada que evite dar rodeos.

El presupuesto que se maneja es de más de 430.000 euros. Si todo sale como se espera, según el coordinador de Urbanismo de Gandia, Vicent Mascarell, cuando acabe el proceso de licitación se podrá adjudicar: «La intención es evitar más demoras y que la obra arranque antes del verano, ya que es una plaza importante para Gandia y es también una de las primeras zonas que ven los visitante que llegan a la ciudad y aparcan en Ausiàs March o en el estacionamiento subterráneo.

La actuación, por tanto, logrará casi ocho años después que la plaza esté terminada y pueda utilizarse para todo tipo de acontecimientos. Muchos han sido los usos que se han barajado para los locales durante esta legislatura.

En principio se instalarán oficinas municipales de atención al público, pero también se ideó ubicar una oficina de turismo para atender a los visitantes que lleguen desde Ausiàs March, incluso con espacios para cargar dispositivos móviles.

Más

Fotos

Vídeos