«Voy a devolver todo el dinero»

Gandia aparta de su puesto al empleado que utilizó su cargo para enriquecerseEl gobierno firmará un decreto en unos días para dejar sin empleo y sueldo al funcionario del área de cementerios que hizo el presunto desfalco

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El gobierno local (PSPV y Més Gandia) dio ayer un paso más en la investigación que ha puesto en marcha para determinar las presuntas irregularidades que se han llevado a cabo en los últimos años en el cobro de las tasas del cementerio municipal.

El ejecutivo anunció durante la mañana de ayer la apertura de un expediente contra el funcionario que ha estado al frente de este servicio hasta el momento, empleado que ya fue sustituido por otro antes de conocerse esta decisión. La decisión no se tomó ayer por impedimentos jurídicos, pero fuentes municipales aseguraron que a mediados de la próxima semana estará en vigor.

Esta novedad supone que el trabajador quedará apartado de su puesto de trabajo y se le retirará también el sueldo mientras se investigan los posibles desvíos de dinero. Este periódico habló ayer con el funcionario, que este miércoles se vio obligado a tomarse unas vacaciones forzosas, es decir, fue apartado de su cargo.

El empleado fue escueto ante LAS PROVINCIAS, pero sí que dejó una cosa muy clara: «Voy a devolver todo el dinero». Es más, dijo que está en su voluntad retornar hasta el último céntimo que haya podido obtener en el ejercicio de su cargo. Además, el funcionario, que lleva casi 40 años en la administración local y que tenía previsto jubilarse dentro de unos meses, comentó que ya ha comenzado a reingresar parte del dinero del que, presuntamente, se habría apropiado, pero no quiso hablar de cifras.

Consejos de su abogado

El empleado público añadió que no quería hablar ni hacer declaraciones, por expreso consejo de su letrado, dijo a entender que su intención es que todo esto pase cuando antes, ya que de sus escuetas palabras se intuían que padecía por su familia.

El trabajador local, que ha desarrollado su labor en estos 40 años en varios departamentos del Ayuntamiento de Gandia, ha estado en los últimos tiempos al frente del servicio de cementerios, es decir, entregaba las cartas de pago a las familias que enterraban a algún ser querido en el camposanto municipal ubicado en la vieja carretera de Almoines.

Al parecer, es a través de estos documentos mediante los cuales el funcionario supuestamente se apropiaba de algunas partidas económicas. La investigación, según ha averiguado este periódico, arrancó hace unos meses, cuando los altos funcionarios detectaron ciertas irregularidades en las cuentas municipales. Todo apuntaba al área de cementerios.

Fuentes municipales añadieron que se siguió la pista durante meses al funcionario hasta que se detectó una de las irregularidades que supuestamente realizada. Ante esto, los altos funcionarios, entre ellos el interventor, le visitaron para ver su forma de trabajar. Poco después, este martes, poco antes de las 15 horas, un representante de los servicios jurídicos y el jefe de departamento acudieron al despacho del empleado.

Le invitaron a tomar unas vacaciones y se llevaron toda la información de su despacho, física y digital. Ahora el interventor municipal de Gandia está elaborando, por orden del edil de Recursos Humanos, José Manuel Prieto, un informe para conocer el alcalde del posible desfalco y conocer la cantidad sustraída.

Más

Fotos

Vídeos