El desempleo crece en enero en 325 personas y roza los 14.000 parados

La tasa de demandantes de trabajo sube en Gandia, Oliva, Tavernes y Xeraco, mientras cae en Villalonga y La Font

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El desempleo ha subido durante el mes de enero en la Safor. La comarca registra un total de 13.903 parados, lo que supone 325 más que el pasado mes de diciembre de 2017. El año ha arrancado, por tanto, con más gente en las listas del INEM. Aún así, la cifra no es del todo mala si se compara con el mismo periodo de los años 2016 y 2017, cuando la Safor registró 14.254 y 14.461 demandantes respectivamente.

La tasa de paro ha subido en casi todos los sectores, según los datos del Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Servef). En agricultura e industria hay 525 y 1.124 desempleados, 30 y 16 más si se compara con diciembre.

En servicios también ha aumentado la cifra, de los 10.456 de finales de año se ha pasado a 10.806, 350 más.

Donde las estadísticas han bajado es en construcción y en el epígrafe de sin actividad económica. En el primero hay 44 nuevos empleos y 952 parados, mientras que en el segundo el descenso ha sido de 27 personas y demandan un empleo 496.

Por municipios, el paro sube en Gandia, Oliva, Tavernes y Xeraco, donde hay 7.265 parados, 1.951, 1.195 y 291 respectivamente. En el caso de La Font, cuatro personas han encontrado un puesto de trabajo y en Villalonga, han sido nueve las que se han incorporado al mercado laboral.

Desde la Unión General de Trabajadores (UGT), el secretario intercomarcal, Raül Roselló, señaló que el mercado de trabajo «no ha superado la crisis; los trabajadores y trabajadoras siguen padeciendo desempleo y precariedad, y resulta muy difícil entender que el Partido Popular que hace una década, con una tasa de paro del 9,6% consideraba dramática la situación, exhiba tanto triunfalismo cuando la situación ahora es mucho peor». Lamentó que en la Safor cada vez es más corta la campaña agrícola y, por tanto, el empleo es menor y precario.

Fotos

Vídeos