Decepción en La Font ante la falta de respuesta del Consell sobre el realojo de sus 300 escolares

El alcalde de La Font, Pablo Puig, muestra los daños en la fachada del Francesc Carròs. / ó. de la dueña
El alcalde de La Font, Pablo Puig, muestra los daños en la fachada del Francesc Carròs. / ó. de la dueña

Los estudiantes del CEIP Francesc Carròs iniciarán la semana a la espera de que Educación diga si los locales propuestos por el Ayuntamiento son válidos

Ó. DE LA DUEÑA LA FONT.

Jornada de decepción en La Font. Las familias de la localidad, el gobierno, los casi 300 escolares y los docentes esperaron durante todo el día de ayer una noticia que no llegó. El Consell guardó silencio ante la demanda de la población de reubicar a los alumnos del CEIP Francesc Carròs en otras dependencias municipales. Esto hará que la nueva semana arranque con más protestas y estudiantes en la calle exigiendo una solución.

Para el día de ayer se esperaba que desde la Conselleria de Edución dieran o no el visto bueno a las aulas que propone el gobierno local para realojar a los estudiantes del colegio. La demora se hizo eterna y llegó a sembrar la frustración entre todos los sectores implicados.

Tanto profesores, como miembros del gobierno y familias mostraron su malestar a media tarde de ayer ante la falta de respuesta del organismo que dirige Vicent Marzà. Este mal día llegó tras una jornada de euforia. El jueves acudieron a la población dos técnicos enviados por Educación para ver el estado de las alternativas al centro escolar.

Rechazo al viejo colegio

Los empleados públicos visitaron todos los locales que el gobierno local ha ofrecido para reubicar a los casi 300 alumnos del colegio, como piden las familias. Los estudiantes declinan volver al viejo colegio y sus madres y padres tampoco quieren que los pequeños vayan.

El motivo es la vejez del inmueble, de casi 60 años. Además de su mal estado, humedades y falta de espacio, hace unas semanas aparecieron grietas en una viga que obligaron a Educación a apuntalar dos clases. Esto se sumaba a otras dos aulas ya clausuaradas por insalubridad en el sótano.

Desde la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) de La Font lamentaron la falta de atención del Consell. «Cuando vinieron los técnicos el jueves todo parecía muy bonito, pero se ha quedado ahí. No hay respuesta alguna de Educación», lamentó ayer una madre.

Decepción en el ejecutivo

En el ejecutivo la posición era parecida. «Confiábamos tener una respuesta que nos permitiera iniciar el traslado este fin de semana, pero no ha sido así», aseguraron desde el gobierno local, desde no ocultaron ayer su decepción con la dirección territorial. Este organismo dispone ya del informe elaborado por los técnicos y debe decidir si las aulas que ofrece el Ayuntamiento -en el Patronato, Escoleta y Edificio Polivalente- son aptas para impartir clase en ellas.

Los docentes también mostraron ayer su preocupación. Este periódico habló con varios funcionarios del centro y todos coincidieron en una idea: «Hay preocupación». Los empleados públicos indicaron que esta próxima semana será la tercera en la que los pequeños no vayan a clase.

«Esta situación no es buena, están perdiendo muchas clases», aún así recordaron que todos los profesores han mostrado su intención de alargar el curso si es necesario o dar clases extra a los niños de La Font para recuperar las jornadas perdidas. En la jornada de ayer hubo una reunión informativa en la que desde el gobierno informaron de la situación. Desde el ejecutivo explicaron al AMPA los pasos dados esta semana y se habló también de la nula constestación ayer de Educacion.

Fotos

Vídeos