La II Ale Cycling reunirá a más de mil ciclistas en una ruta de 130 kilómetros

La edil de Deportes de Gandia, Lydia Morant, y Rubén Donet, presidente del club ciclista Escapada, durante la rueda de prensa. / àlex oltra
La edil de Deportes de Gandia, Lydia Morant, y Rubén Donet, presidente del club ciclista Escapada, durante la rueda de prensa. / àlex oltra

El club ciclista Escapada organiza este evento que se celebrará en la comarca el próximo domingo y recorrerá varias poblaciones

S. ROCA GANDIA.

La concejal de Deportes del Ayuntamiento, Lydia Morant, y el presidente del club ciclista Escapada de Gandia, Rubén Donet, presentaron ayer en rueda de prensa la II Ale Cycling Gandia, prueba con marcado carácter turista y no competitivo que se celebrará el domingo.

La salida de la carrera tendrá lugar en la playa de Gandia y transitará por las comarcas de la Safor, El Comtat, Vall d'Albaida y La Costera. Así pues, el evento tendrá carácter interprovincial al desarrollarse en Valencia y Alicante.

Se trata de la segunda edición y el aumento de participantes ha sido notable puesto que se han alcanzado los mil inscritos.

La edil Lydia Morant agradece el trabajo de los cuerpos de seguridad en la celebración de la prueba

La prueba está incluida en el calendario de la Unión Ciclista Internacional, con un recorrido de 131 kilómetros y un desnivel acumulado positivo de 1.850 metros. Los participantes tomarán la salida a las ocho de la mañana en la zona del Paseo Marítimo de la playa de Gandia, junto al Real Club Náutico.

Pasarán por Gandia, Beniflà, Villalonga, L'Orxa, Beniarrés, Castelló de Rugat, La Pobla del Duc, Benigànim, Quatretonda, Genovés, Barxeta, Barx, Simat de la Valldigna, Tavernes y de nuevo Grau de Gandia.

Morant mostró su satisfacción por el trabajo de todas las partes implicadas, tanto el club organizador como del área de Deportes: «El año pasado ya fue todo un éxito y esperamos que esta edición sea todavía mejor». La edil agradeció el trabajo de la Policía Local, la Guardia Civil, Cruz Roja y de todos los voluntarios que colaboran para que se desarrolle de la mejor forma. La organización ha previsto que al acabar la prueba los participantes puedan hacer uso del campo Fort Llopis del Grau para utilizar los servicios y las zonas de ducha.

Para Donet, se trata de un evento con un recorrido singular: «La prueba transcurre por parajes muy bellos como el alto de la Llacuna, que ofrece unas vistas impresionantes tanto a los participantes como al público que se desplace hasta allí, seguramente harán olvidar a los ciclistas el esfuerzo que habrán realizado para llegar hasta allí».

Además, también «será bonita de ver la llegada a Barx, pasando por un bosque de pinos. En la bajada se verá incluso la playa con el mar al fondo. En fin, creemos que es una prueba en la que los ciclistas van a disfrutar». La prueba concluirá con una comida de hermandad entre todos los participantes y los acompañantes que lo soliciten y un sorteo de regalos.

Fotos

Vídeos