El Consell estudia cerrar un pub por ejercer de discoteca sin permiso y acumular multas

Centro comercial de la playa de Gandia donde está ubicado el local que se expone a una sanción o un posible cierre.
Centro comercial de la playa de Gandia donde está ubicado el local que se expone a una sanción o un posible cierre. / ó. de la dueña

El local de la playa de Gandia genera molestias entre los vecinos, incumple los horarios y ha llegado a permitir «la entrada a menores»

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El Consell estudia la posibilidad de cerrar un pub en la playa de Gandia ante el continuo incumplimiento de las normativas de horario y ruidos. El local cierra más tarde de lo permitido, genera molestias vecinales y, además, pretende desarrollar actividad de discoteca, pese a carecer de permiso para este tipo de actividad.

De hecho, la Policía Local ha acudido en más de una decena de ocasiones al establecimiento para advertir a los propietarios de que se saltan las normativas y generan molestias a los vecinos. La presencia de los agentes en este local ha acabado con actas de sanción que han llegado hasta la Administración Autonómica.

«Hasta más de diez veces han acudido los efectivos locales ante el incumplimiento de varias normativas», precisó el coordinador general de Urbanismo de Gandia, Vicent Mascarell. Ante esta situación se ha tenido que remitir el expediente al Consell, quien baraja sancionar e incluso cerrar el local por incumplir normas de «forma sistemática».

La Dirección General de Espectáculos de la Generalitat es quien tiene que tomar una decisión sobre este local ubicado en el antiguo centro comercial Gandia Palace. Este bajo es un pub que cuenta con la licencia que le corresponde, pero trata lograr permiso para actuar como una sala de fiestas, precisó Mascarell.

Más horas de trabajo

Los propietarios del establecimiento pidieron, hace ya algunos meses, al gobierno de Gandia que les otorgara una licencia que les permitiera trabajar muchas más horas y cerrar en horario de discoteca. Pero el consistorio denegó esta petición y consideró «desfavorable» la declaración responsable de los dueños con la que pretendían obtener el permiso. Esta ha sido la tercera vez que han pedido el cambio de pub a discoteca.

Mascarell indicó que el gobierno actual quiere que todos los locales desarrollen su actividad con normalidad y que se abran otros nuevos, pero siempre cumpliendo con todas las normativas, locales y autonómicas, y, por supuesto, sin generar molestias en el vecindario.

De hecho, este es uno de los factores que va en contra del local. Mascarell explicó que la presencia de la Policía Local es «constante» ya que cierran más tarde de lo permitido y muchos vecinos protestan por el «jaleo nocturno» que se genera en la vía pública.

«El local está justo enfrente de bloques de apartamentos, muy cerca. Esto hace que si se reúnen coches en la puerta despierten a los residentes y les impidan descansar», agregó. El titular de Urbanismo lamentó la actitud de los dueños del local: «Pueden acabar sin licencia y con el local precintado. Esto no es bueno para nadie».

Presencia de «menores»

El edil Mascarell agregó, además, que el establecimiento cumple pocas de las normas existentes: «No se respetan los horarios, el impacto acústico es superior al permitido y generan molestias que hacen protestar a los vecinos». Los problemas con este establecimiento vienen de años atrás.

Además de las repetidas ocasiones en las que acudido la policía de Gandia por incumplir ordenanzas, se ha alertado varias veces a los dueños por «permitir la entrada a menores». «Este tipo de cosas no se permiten en Gandia», agregó el titular de Urbanismo

Por todo ello, agregó Mascarell, todas las actas que ha levantado la Policía Local han acabado en la Generalitat: «La Dirección General de Espectáculos será quien decida qué tipo de sanción y si cierra el local». Es más, apostilló el edil, se puede «inhabilitar el local para unos años o incluso de forma definitiva e impedir así cualquier otro negocio en el futuro, es un tema grave».

Mascarell también habló de por qué se le ha denegado a este local la licencia de discoteca en repetidas ocasiones: «No reúne casi ninguna de las exigencias que se requieren para desarrollar esta actividad y lo saben».

Además, tanto el gobierno local como los técnicos de actividades consideran que el emplazamiento de este pub «no es el más adecuado para ubicar una discoteca». «Si ya hay quejas siendo pub, se multiplicarían si cerrará tres o cuatro horas más tarde».

Fotos

Vídeos