El Consell desbloquea la circunvalación de Tavernes al licitar la redacción de otro proyecto

Camiones y vehículos atravesando ayer por la tarde la CV-50 a su paso por el casco urbano de Tavernes. / c. gimeno
Camiones y vehículos atravesando ayer por la tarde la CV-50 a su paso por el casco urbano de Tavernes. / c. gimeno

La actuación llevaba paralizada más de una década porque el anterior trazado era inviable y ahora la actuación partirá de cero

ROCÍO ESCRIHUELA TAVERNES.

La Conselleria de Obras Públicas y el Ayuntamiento de Tavernes han logrado dar un paso más para desbloquear un proyecto atascado y poner fin a una reivindicación histórica del municipio: una circunvalación que alivie el paso de vehículos por la CV-50 que atraviesa toda la localidad.

El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana publicó ayer la licitación para la redacción del proyecto básico de la variante CV-50 en Tavernes de la Valldigna y conexión con la N-332 en el que marca un plazo de ejecución de dos años para la empresa que resulte adjudicataria. El importe total para la redacción asciende a poco más de 200.000 euros.

Está claro que la llegada de la ronda tardará años, pero con esta actuación se inicia un camino que llevaba años en punto muerto. El Consell había descartado el actual proyecto, que se redactó hace más de 10 años aduciendo que «era inviable», y ahora la administración autonómica y la local llevaban tiempo buscando un trazado alternativo.

El edil de Urbanismo apuntó que «es el primer paso para poner fin a una reivindicación histórica»

El edil de Urbanismo, Josep Llácer, señaló ayer a LAS PROVINCIAS que «es una gran noticia para Tavernes». «Hemos tenido muchas reuniones con la conselleria realizando un trabajo conjunto para mejorar la travesía y dar una solución a este problema, y al final ha dado sus frutos», destacó el concejal.

Informe desfavorable

Llácer recordó que el anuncio de la licitación para la redacción del proyecto «es el primer paso para que en un futuro se ejecute y se finalice la circunvalación y poner fin a una reivindicación histórica». La última licitación del proyecto se remonta a 2006, pero el edil apuntó que la urbanización del Vergeret usó un espacio que era para ese proyecto y convirtió la actuación en inviable. Además, añadió que existía un informe desfavorable de la Confederación Hidrográfica del Júcar y con esto «era imposible la ejecución de ese trazado y se convirtió en una proyecto totalmente descartado».

Ante tal situación, el ejecutivo vallero propuso a la Direcció de Carreteres de la conselleria cuatro alternativas diferentes para dar un nuevo rumbo a este conflicto y poder abrir nuevas vías para solucionar los problemas de tráfico en la principal arteria de la localidad. Ahora, el camino será largo porque se parte nuevamente de cero, pero la solución podría estar más cerca.

La idea principal es que el trazado se inicie con un desvío antes de llegar a la localidad desde Alzira, a la altura de la empresa Asfaltos Chova, y que discurra en línea recta, entre el Vaca y el Vadell, por el Camí de Herrera y que tenga conexión directa con la N-332. El edil de Urbanismo indicó que desde el ejecutivo también han propuesto que pueda existir una conexión con la AP-7 y que además pueda llegar hasta el sector 17 de la playa vallera, aunque de momento sólo está previsto que enlace con la carretera nacional.

Travesía peligrosa

La arteria principal de Tavernes soporta cada día más de 15.000 vehículos, que en épocas estivales llega a ser muy superior por la afluencia de coches procedentes de las ciudades vecinas como Carcaixent o Alzira que acuden hasta la playa. De hecho, ante la lentitud del proceso, el ejecutivo inició obras en la carretera principal con el objetivo de reducir la velocidad y aligerar el tráfico de una vía que está regulada por semáforos. Se ha construido una rotonda delante del retén de la policía local y se han pintado varios pasos de cebra en zig zag y con barreras para proteger a los peatones de los vehículos, ya que en esta carretera ha habido numerosos accidentes de tráfico y varios atropellos de viandantes.

Mientras, también está prevista la construcción de una glorieta en la entrada oeste de la población y que podría estar acabada este año para enlazar la entrada a la población con la calle Portalet. Además, entre otras medidas planificadas se encuentra la ubicación de otra rotonda en la intersección de la CV-50 con la calle Ràfol.

Fotos

Vídeos