El Consell aplaza la revisión del proyecto del colegio de La Font y retrasa así su construcción

El alcalde y la directora muestran las humedades de una de las aulas ubicada en el sótano.
El alcalde y la directora muestran las humedades de una de las aulas ubicada en el sótano. / ó.de la dueña

Los alumnos seguirán sin calefacción y recibiendo clases en los sótanos al posponer Educación el plan de obra de la nueva escuela a 2018

Ó. DE LA DUEÑA

gandia. La revisión del proyecto de construcción del nuevo colegio de La Font d'en Carròs se retrasa y, por tanto, se demorará también la ejecución de este centro educativo, prevista para 2019. Esta localidad cuenta con una vieja escuela que presenta un estado lamentable, ante la nula inversión autonómica de las últimas décadas, por lo que se espera la habilitaión de un nuevo recinto de primaria e infantil.

Pero las promesas del Consell caen una vez más en saco roto. El director territorial de Educación, Santiago Estañan, prometió el pasado mes de marzo al alcalde de La Font, Pablo Puig, y a la directora del colegio Francesc Carròs, Quina Barba, que la revisión del proyecto, que data de 2009, era inminente.

El objetivo es adaptarlo a las nuevas normativas y comenzar cuanto antes las obras, tras la licitación y adjudicación del proyecto. En ese encuentro se concretó que la idea era sacar a concurso los trabajos en el primer semestre de 2018. Pero ahora, desde la Conselleria de Educación dan un paso atràs una vez más.

Obra «necesaria»

El nuevo colegio es «necesario y urgente», dijo Puig, ya que el actual se construyó en 1961 y no ha sufrido reforma integral alguna. El centro lleva 37 años sin calefacción, los automáticos de la luz saltan cuando se encienden estufas y se imparten clases en sótanos por la falta de aulas.

Desde el área que dirige Vicent Marzà indicaron a este periódico que la «revisión del proyecto se hará en el primer semestre de 2018», cuando a Puig y Barba les prometieron en marzo que ese trabajo se haría durante este año.

Es más, este periódico preguntó a los responsables de Educación cuál era el coste del proyecto de 2009 y en qué podía cambiar con la revisión, es decir, qué tipo de espacios requieren las normativas actuales cómo afectaría al centro. Desde la conselleria de Marzà no quisieron aportar esos datos, pese a la insistencia de este periódico.

Esta noticia sentó como un jarro de agua fría en La Font. El alcalde dijo que tiene prevista una reunión en Educación para ver como iba la revisión del proyecto, pero que ahora exigirá un «encuentro urgente» para pedir explicaciones de por qué no se revisa el proyecto.

«Teníamos la esperanza de que las obras comenzaran en 2019, pero si empiezan a dar largas el nuevo colegio se puede retrasar años y años», concluyó Puig.

Fotos

Vídeos