Los ciudadanos vulnerables continuarán beneficiándose del bono eléctrico en 2018

L. GALLEGO GANDIA.

El Ayuntamiento de Gandia y una de las mayores suministradoras de electricidad del país, Iberdrola, pactaron ayer la nueva línea de actuación para que los vecinos de la Ciudad Ducal, que están en condiciones más vulnerables, no se queden sin la subvención que concede el Gobierno para hacer frente a las facturas de electricidad.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy presentó hace unas semanas las nuevas condiciones para optar a esta ayuda por las cuales insta a las empresas a a permitir descuentos en casos especiales. También, fijó un plazo para que tanto quienes ya disfrutaban de ella como los que no lo hacían y ahora tienen necesidad de ello presenten la documentación necesaria.

Existen tres tipologías por las cuales una persona puede solicitarla en basa a la renta y, además, también son susceptibles de percibir la ayuda los ciudadanos en situaciones especiales como ser víctima de violencia de género.

Este bono social es un mecanismo regulado por el Gobierno que busca proteger a las familias vulnerables y con menores posibilidades económicas. Para hacerlo efectivo es necesaria la colaboración de la administración pública para hacer efectiva la reducción de la facturación.

Durante la reunión que mantuvieron ayer la alcaldesa de la ciudad, Diana Morant, y el concejal de Bienestar Social, Nahuel González, con el delegado de Iberdrola en la Comunitat Valenciana, Joaquín Longares, y demás representantes de la compañía eléctrica, explicaron que los actuales beneficiarios de la ayuda tienen de plazo hasta el 10 de abril «para seguir disfrutando de dicha condición aunque no cumplan los nuevos criterios fijados por el Gobierno».

Tras la reunión, los representantes municipales aseguraron que el Consistorio local colaborará a través de los servicios sociales para que las familias con problemas económicos no queden excluidas de este bono social y nadie sufra cortes en el suministro.

Fotos

Vídeos