Las churrerías se consolidan tras cinco años en las calles

Quiti Canuto prepara buñuelos en su parada. / ó.d.
Quiti Canuto prepara buñuelos en su parada. / ó.d.

Ó.D. GANDIA.

La llegada de churrerías a Gandia con motivo de Fallas o Navidad comenzó hace cinco años. Desde ese momento, muchos feriantes han optado por la Ciudad Ducal para ofrecer sus productos y huir de València. «En las fallas de barrio como las de Gandia se trabaja muy bien, al igual que en la capital», relató Quiti Canuto, que tiene un puesto junto a la calle Tossal. Destacó que cada año nota como la gente de Gandia espera la llegada de estas paradas: «Gandia necesitaba churros y buñuelos, estos productos forman parte de la esencia de las Fallas», concluyó.

Fotos

Vídeos