Cháfer: «Sólo pienso en ser feliz jugando al fútbol y ver a mi gente disfrutar»

Nico Cháfer y el presidente de la UE Gandia, Juanjo Hidalgo.
Nico Cháfer y el presidente de la UE Gandia, Juanjo Hidalgo. / lp

El nuevo jugador del UE Gandia quiere olvidar el escándalo de Elda ayudando al club viola a subir a Tercera División

REDACCIÓN GANDIA.

La historia de Nico Cháfer abre un nuevo capítulo. Tras el escándalo de Elda, el jugador está ante una nueva etapa en su vida deportiva con el UE Gandia como vehículo para pasar página. El ex jugador del Villarreal fue presentado la semana pasada y ya de entrada su semblante comienza a cambiar: «Anímicamente estoy mejor, creo que el tiempo pondrá las cosas en su sitio. Junto con mi familia que me ha arropado, mis hijos y mi mujer está todos bien que es lo importante y con los amigos de verdad, que siempre han estado ahí».

Sus primera sensaciones como nuevo jugador viola invitan al optimismo: «Nunca he jugado en Gandia y las sensaciones son buenas. Siempre decimos que el Gandia tiene que estar más arriba y para eso todos nos tenemos que implicar y yo he querido aportar mi granito de arena para conseguir los objetivos», dijo Nico nada más estampar su firma en la ficha amater que cambia por la de profesional.

Sin ganas de echar la vista atrás, pero con ilusiones renovadas sobre lo que está por venir dijo: «Veo mi futuro siendo importante en el equipo, ayudando en todo, aportando mi experiencia, ser imporante, ganar muchos partidos y que al final de año a todos nos haya ido muy bien y a la temporada siguiente sea mejor aún porque será señal de que hemos hecho las cosas bien». Tal es el grado de confianza de Nico que una de las condiciones que puso al club es que si ascendían él quería seguir aquí: «hay un equipo majo, con muy buen ambiente y creo que daremos que hablar, aunque estoy viendo los equipos que se están haciendo y me estoy quedando un poco sorprendido».

Puestos a soñar, Nico ya tiene claro como espera su primer gol: «Me he imaginado mi primer gol vestido de morado de falta directa. Pero sobre todo quiero ser feliz en el campo, pasármelo bien que mi gente este en la grada disfrutando de mí y nada más», que no es poca cosa, aunque suficiente para restañar viejas heridas.

Importancia de la familia

Al mediocentro gandiense le preocupa especialmente su entorno: «mi familia es la que peor lo ha pasado porque uno lo vive desde dentro y las cosas pasan, pero la gente que te quiere sufre. Imagino que han pensado que dejaría de jugar y al fimar en Gandia se vuelven a ilusionar con el proyecto que ya hacen suyo y además saben que estaré cerca de ellos»

Nico se formó en el Benirredrà antes de dar el salto al Villarreal y recuerda perfectamente la gente que contribuyó a su formación como futbolista: «Estan Rocher, José Luis, Guillermo Mascarell... esos son los mejores porque son los que te enseñan de verdad. Guardo un gran recuerdo de ellos».

Fotos

Vídeos