El Centre Històric baraja instalar cámaras para evitar nuevos ataques a las tiendas

Un escaparte dañado con ácido la semana pasada en el calle Alfons el Vell del centro de Gandia. / lp
Un escaparte dañado con ácido la semana pasada en el calle Alfons el Vell del centro de Gandia. / lp

La Policía Local de Gandia intensificará la vigilancia en las calles comerciales para cumplir así con las peticiones de los empresarios

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

Los empresarios del Centre Històric de Gandia quieren instalar cámaras en varios puntos del casco urbano para impedir nuevos ataques a los comercios. Los propietarios de los locales están más que hartos de los daños que se han producido en los últimos meses en algunas decenas de escaparates.

La última agresión tuvo lugar el pasado jueves, cuando algunos vándalos rociaron con ácido los cristales de una tienda en la calle Alfons el Vell y de una entidad bancaria que recae entre calle Mayor y Germanías. Los hechos se produjeron de madrugada, mientras que los acontecidos hace unos cuatro meses fueron sobre las 22 horas.

A mediados de octubre, una sola persona echó también líquido corrosivo en una veintena de escaparates de la calle Mayor, lo que generó cuantiosos daños en las tiendas y un elevado malestar ante la reparación de los daños.

El Centre iniciará los trámites ante la Delegación de Gobierno para obtener los permisos necesarios

Las cámaras de seguridad de un local grabaron algunas imágenes del agresor, que llevaba la cabeza tapada, aunque, de momento, no se ha dado con él. Este tipo de prácticas son las que desde el Centre Històric pretenden erradicar y para ello han pedido ayuda al Ayuntamiento de Gandia.

En ese sentido, este miércoles hubo una reunión para abordar la seguridad en el casco urbano. En la cita participaron el presidente del Centre Històric, Pedro Izquierdo; la concejala de Seguridad, Àngels Pérez, y el jefe de la Policía Local, Marc Cuesta. En la sesión se acordó intensificar la vigilancia en el centro y en todas las áreas comerciales para intentar evitar nuevos ataques.

Izquierdo mostró en el encuentro su interés por la instalación de cámaras de seguridad. El ejecutivo explicó que este tipo de trámites se deben realizar ante la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana, que es el organismo que autoriza este tipo de mecanismos en la vía pública.

Ante esto, el presidente del Centre Històric indicó que va a iniciar los trámites para obtener los permisos necesarios. Aseguró que su colectivo pedirá una reunión con los responsables de Delegación y poder exponer así la problemática que ha surgido en Gandia.

Medidas de seguridad

«Debemos poner medidas para evitar que haya nuevos ataques. Instalar cámaras de seguridad que supervisen los comercios sería una buena medida para disuadir a posibles agresores de hacer daños en los escaparates o de acceder a las tiendas», añadió.

Izquierdo confía en que desde este departamento se atienda la reivindicación de Gandia, ya que hay temor entre los asociados del Centre y de otras zonas comerciales a que se repitan los ataques con ácido en los escaparates. «Estas agresiones causan un perjuicio económico muy alto entre los comerciantes, ya que los vidrios de los escaparates tienen un elevado coste», finalizó.

Fotos

Vídeos