La casta del Portuarios ahonda en la fatalidad de la UE Gandia

Once inicial que presentó la UD Portuarios para afrontar el encuentro entre la UE Gandia. / lp

El equipo de Moratal se muestra más combativo y acaba premiado con el gol de Cardona en el 90, y el Tavernes logra el empate en el descuento

REDACCIÓN GANDIA/ TAVERNES.

El derbi de los dos equipos de Gandia que militan en Preferente cayó del lado del Portuarios, en un choque decidido en el minuto 90 gracias al gol de Cardona. No fue la tarde más acertada de los viola, ni siquiera de lejos, ofreciendo una versión desconocida con Cana en el banquillo, marcada por la indolencia y falta de combatividad. En frente, un rival consciente de sus limitaciones pero que a base de coraje las disimuló hasta el punto de hacerlas invisibles.

Lo advirtió Moratal en la previa del partido «debemos hacernos fuertes en el Fort Llopis ante cualquier rival» y su palabras fueron mano de santo. Con Beltrán y Ramis como vestigios del Portu de los últimos años en el centro del campo y rodeados de entusiastas noveles en la categoría, la fuerza del grupo hizo el resto.

Mientras, en el UE Gandia las bajas, las lesiones y sobre todo, la pérdida de puntos en los últimos 4 minutos de cada partido, parecen haber minado la moral del grupo, o al menos eso pareció el sábado. Con todo y con eso, Rubén tuvo en sus botas el gol de la victoria casi al final, pero un remate inverosímil abortó la mejor ocasión de los visitantes cuando en los últimos minutos se volcaron sobre la portería del meta local Sergio.

Se espera mucho más de jugadores como Martí o Carbó, puñales en banda que poco daño están haciendo por fuera, mientras el centro del campo, ideado para Císcar en la contención -lesionado- o Nico Cháfer en la creación -triunfando ahora en Guadalajara-, se recompone contrarreloj y sin demasiados recursos.

El resultado supone un baño de moral para los graueros mientras que la derrota será para el UE Gandia lo que sus gentes elijan. Acicate o autodestrucción. Derecho a elegir.

Por su parte, los minutos finales del encuentro disputado en el municipal vallero fue la salvación de un punto para la UE Tavernes. Los de Montes empataron el choque ante el CD Dénia en el tiempo de prolongación gracias a la transformación de una pena máxima anotada por Guille.

Durante el partido, ambas formaciones lucharon por hacerse con el control del juego en la parcela central, pusieron mucho ímpetu en sus acciones lo que provocó que el colegiado señalase muchas faltas. Las continuas interrupciones impidieron que el partido ganase ritmo, más bien, todo lo contrario, el juego se volvió muy trabado. Apenas hubo llegadas con peligro sobre las áreas y lo equipos se retiraron a los vestuarios con el marcador inicial.

En el minuto 65, Panucci aprovechó un golpe franco ejecutado por Carlos Ribes para adelantarse a la defensa y rematar, enviando el esférico al fondo del marco local. Era el 0 a 1 que el Dénia había merecido al haber sido superior a su rival. El empate llegó cuando el público ya abandonaba el campo. El árbitro señaló penalti por una acción del meta dianense, Tonet, quien además vio la cartulina amarilla.

Fotos

Vídeos