Los cargadores y las prendas de ropa lideran la lista de objetos olvidados en hoteles de Gandia

Apartahoteles y hoteles, ubicados en la playa de Gandia. / Leyla Gallego

Los establecimientos acumulan complementos de teléfonos móviles y lamentan que muchos clientes se lleven las toallas de «recuerdo»

LEYLA GALLEGO GANDIA.

Con la llegada de las vacaciones los hoteles cuelgan sus carteles de «completo» y las recepciones se convierten en un ir y venir de turistas deseosos de disfrutar de unos días de descanso. Las prisas para dar comienzo a la conocida operación retorno y el ajetreo para preparar las maletas hace que muchos de ellos se dejen olvidados objetos personales en las habitaciones de los complejos hoteleros en los que se alojan.

Los cargadores de teléfonos móviles son el objeto más olvidado por los viajeros aunque no el único. Los resposables de recepción de varios establecimientos de la playa de Gandia han confirmado que las señoras de la limpieza encuentran a diario «prendas de ropa envueltas entre las sábanas y toallas».

Unos se dejan cosas que traían con ellos y otros se llevan prestados objetos ajenos. El elemento «más robado» es la mítica toalla de baño, esa que unos toman durante unas horas para bajar a refrescarse a la piscina y que otros prefieren llevarse de vuelta a casa, a modo de «recurdo».

Debido a la expansión de esta práctica tan «made in Spain», añadieron la mayoría de hoteles han tenido que implantar nuevas medidas de seguridad. La playa de Gandia es uno de los destinos preferidos por los españoles para pasar sus vaciones de verano, y el de muchos jóvenes que deciden pasar unos días de asueto con amigos.

A pesar de ello, la mayoría de hoteles de la zona reconocen que no admiten en sus instalaciones «a grupos grandes de gente joven» por lo que están exentos de escándalos por alcohol y fiestas. Aunque sí saben que en algunos edificios vecinos sí que se hospedan muchos grupos.

Gandia no es sólo una playa para el ocio sino que se trata de un lugar «ideal para pasar unas vaciones tranquilas», agregaron, aunque siempre quede algo de los visitantes en los hoteles por un descuido.

Fotos

Vídeos