Caos y esperas de 9 horas en urgencias

Acceso al servicio de Urgencias del hospital Francesc de Borja de Gandia. / lp
Acceso al servicio de Urgencias del hospital Francesc de Borja de Gandia. / lp

La dirección del centro de Gandia afirma que las plazas del servicio «están cubiertas» pese a que faltan médicos y hasta el jefe del departamento UGT denuncia que las bajas sin cubrir de 4 sanitarios generan colas interminables

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

Las bajas médicas que sufre el área de Urgencias del Hospital Francesc de Borja de Gandia están generando esperas entre los enfermos de hasta nueve horas. Este servicio del centro sanitario cuenta con varias decenas de profesionales, entre médicos y enfermeros. La masificación y el caos es tal que faltan asientos en las zonas de espera para los pacientes y muchas veces para los enfermos, para los que hay que recurrir a sillas de ruedas, denuncian desde la Unión General de Trabajadores (UGT).

Según este sindicato, la baja de cuatro profesionales, por distintos motivos, hace mella en la atención a los pacientes que acuden cada día aquejados de alguna enfermedad grave. El problema radica en que la dirección del centro y, por tanto, la conselleria que dirige Carmen Montón, no ha enviado refuerzos al Francesc de Borja, es decir, no ha suplido las bajas, inciden desde UGT.

Esto hace que el personal sanitario tenga que multiplicarse durante su horario de trabajo para poder atender a las centenares de personas que acuden al servicio de urgencias cada día, de todo el Departamento de Salud de Gandia, todas las poblaciones de la Safor y buena parte de la Vall d'Albaida.

Zonas de espera

Según algunos testimonios, la falta de agilidad en el departamento es evidente cada día, donde las sillas de las zonas de espera están siempre ocupadas y decenas de acompañantes tienen que permanecer de pie e incluso dejarse caer en el suelo ante el cansancio que suponen tantas horas de espera.

En concreto, según fuentes sindicales, hay cuatro bajas, algunas de ellas de personal relevante. El jefe de Urgencias lleva semanas sin poder acudir a su puesto aquejado de una dolencia y se espera que en cuestión de poco más de una semana regrese, pero su falta se ha notado. Por otro lado, el centro ha suprimido una plaza de una sanitaria de la Unidad de Corta Estancia (UCE) y la sanitaria que ocupaba este puesto ha pasado a medicina interna. Ya son dos las faltas, relatan desde UGT.

La tercera es la de una enfermera que lleva meses de baja y que todo indica que seguirá otros tantos, según comentaron fuentes sindicalistas. Finalmente, tampoco se ha cubierto la plaza de un facultativo que está de vacaciones.

Todo ello, a juicio de UGT, hace que en Urgencias se esté prestando el mismo servicio con cuatro profesionales menos, uno de ellos el jefe, y, por tanto, reine el caos y la desesperación entre los pacientes, añaden. Algunos pacientes han comentado a este periódico varias quejas sobre el servicio de urgencias en las últimas semanas. Una de ellas fue Milagros R., que permaneció hasta siete horas en las diferentes salas de espera del servicio de urgencias.

Esta paciente acudió el lunes de la pasada semana a las 21.30 horas y salió siete horas después, pasadas las 4.30: «He estado esperando mucho entre una visita y otra. Al llegar me han atendido enseguida, pero hasta dos horas más tarde no volví a ver a un médico», explicó angustiada.

Salas llenas

«El dolor no cesaba y la sala de espera estaba completamente llena, lo pasé muy mal», apostilló. Francesc Mascarell, de Xeraco, estuvo en el Francesc de Borja este sábado: «Entre a las 19 horas y salí casi a las 4 de la madrugada. Fueron nueve horas de dar tumbos de una sala a otra y de ver como pasaban médicos y personal de enfermería pero nadie me atendía».

«Finalmente, mi mujer se quejó y parece que en ese momento se nos hizo más caso, poco después me recibió el doctor y nos enviaron a casa», dijo este usuario.

El residente de Xeraco también lamentó el tiempo que pasó «entre prueba y prueba y la posterior atención del facultativo». «Me hicieron placas y análisis, pero luego me dejaron en una sala y pasaron hasta cuatro horas sin saber nada del personal sanitario».

Desde el centro sanitario, se limitaron a contestar hasta en dos ocasiones los mismos argumentos: «La plantilla total del servicio de Urgencias es de 20 médicos y el servicio está cubierto». No especifican cuántos médicos, celadores o enfermeros hay o quienes de baja.

Fotos

Vídeos