Una canasta que no entró decide la derrota del Hispagan en Benidorm

S. ROCA

gandia. Perder en el último segundo por una canasta que no entra. Ese es el pálido resumen aplicable a un partido que hizo disfrutar al público de Benidorm, pero que hizo volver al Hispagan UPB Gandia con una derrota con la que no contaban.

El partido, saldado con más de 180 puntos (95-92), fue un homenaje al baloncesto de ataque, donde ambos equipos se movieron como pez en el agua. Ataques cortos y mucho acierto desde la línea de tiros triples, con más de veinte lanzamientos convertidos.

Un partido que acabó quedándose en casa por una acción curiosa. En el último suspiro del encuentro un lanzamiento local que no llegó a entrar fue dado por bueno al tocar el jugador White el tablero.

El entrenador del grupo gandiense, Víctor Rubio, dijo que el partido «fue una exhibición ofensiva por ambos partidos». «Llegar a esos puntos sin prórroga y llegando a esos porcentajes la verdad es que es un poco cruel perder de la forma que lo hicimos. Ellos apuraron la última posesión y lanzan un triple que White palmeó tocando el aro y el árbitro decidió darlo por bueno», agregó el técnico.

«Buen partido»

«Una pena, pero nos queda el buen partido que hicimos», apostilló. El técnico lamentó únicamente alguna acción puntual que deciden partidos como este: «Es algo que tenemos que mejorar, acciones puntuales y pequeños detalles cuando enfrente hay jugadores como Solsona que pueden decidir un partido, pero estamos creciendo y mejoraremos esos aspectos del juego».

Destacó una vez más Pope con 28 puntos y 8 rebotes. White con 19 puntos y Temple con 18 fueron de lo más destacado para un Hispagán que vio como volvía a la cancha Carlos Gil que estuvo sobre 20 minutos en la cancha para aportar cinco puntos.

Fotos

Vídeos