Cana: «Mientras yo sea el entrenador de la UE Gandia, aquí no baja los brazos nadie»

REDACCIÓN GANDIA.

La UE Gandia vio truncada su racha de partidos sin perder en el Guillermo Olagüe con una derrota por un gol a tres ante el Benigànim en el partido disputado el domingo en el estadio Guillermo Olagüe. Fue un partido intenso, donde ambos rivales mostraron sus intenciones desde el primer minuto pero con dos partes para cada equipo. En la primera, el Gandia se mostró mucho más sólido e intenso en la presión, lo que le permitió contragolpear con velocidad en varias ocasiones. En una de ellas, la más clara del partido, Salva Martí superó a su oponente por velocidad y se plantó en la línea de fondo buscando un pase de gol a Verdes que atajó el guardameta.

Sin embargo, la jugada clave del partido se produciría en el minuto 40 cuando, tras haber recibido un codazo que le partió el labio, Nacho Verdés extendió el brazo en el salto golpeando al defensa del Benigànim. El auxiliar de banda, situado a escasos metros, indicó al árbitro que debía ser expulsado y los gandienses se quedaron con diez sobre el césped. A partir de ahí, y del gol visitante, el Benigànim pasó a dominar el partido.

Para el técnico Esteban Cana, la expulsión fue definitiva: «Hasta ese momento, once contra once, creo que fuimos muy superiores y merecimos incluso adelantarnos en el marcador. La expulsión es rigurosa pero Nacho se equivoca y el chaval lo sabe y se disculpó con los compañeros. A partir de ahí ya fuimos a remolque, aunque estoy muy contento con mis jugadores lo han dado todo y eso para mí es lo más importante». Sobre las opciones que tiene ahora el equipo, después de alejarse de nuevo a nueve puntos, el entrenador del UE Gandia fue muy claro: «Mientras yo sea el entrenador del Gandia aquí no baja los brazos nadie». El próximo rival del conjunto viola será el Benidorm y la directiva ya ha anunciado que el encuentro se disputará en el Guillermo Olagüe el domingo a las cinco de la tarde.

Fotos

Vídeos