Bellreguard instala luces led en 600 farolas y ahorra 45.000 euros al año en energía eléctrica

Un operario renueva una luminaria en Bellreguard. / lp
Un operario renueva una luminaria en Bellreguard. / lp

El cambio de luminarias reducirá el consumo público un 65% y las nuevas bombillas tienen una vida garantizada de más de 100.000 horas

Ó. DE LA DUEÑA

Bellreguard. El gobierno de Bellreguard ha impulsado un cambio en el alumbrado público que permitirá un ahorro en el gasto anual del 65%. El municipio ha apostado por la tecnología led para todas sus luces con el objetivo de reducir los costes y retirar las viejas lámparas de vapor de sodio. El ejecutivo ha comenzado este plan de renovación energético que afectará a casi 600 luminarias públicas.

La intención, además de fomentar el ahorro, es suprimir los desfasados sistemas de iluminación que perviven desde hace décadas en las calles de la localidad. Los trabajos afectarán a un total de 566 luces, que serán de tecnología led y acabarán con la vieja iluminación de vapor de sodio de alta presión, que hasta la fecha genera un elevado consumo de energía y de gastos de mantenimiento. Estas lámparas se encuentran al final de su vida útil.

Según la auditoría energética realizada previamente, estos cambios permitirán pasar de 69.570,20 euros de coste anual a 24.389,68 euros, es decir, 45.180,52 euros menos al año al pasar de un consumo de 585.455 kWh a 205.246,8. El alcalde de Bellreguard, Àlex Ruiz, dijo que el «cambio de alumbrado demuestra que la sostenibilidad medioambiental supone un ahorro económico y mejora la calidad».

Menos CO2

«Disminuimos la emisión de CO2, a la vez que aumentamos significativamente la calidad lumínica». El cambio, financiado al 50% por el IVACE, se ha adjudicado a la empresa Vert Ingeniería por un importe de 119.004,34 euros, sin IVA.

El concejal de Hacienda, Juan Marco, dijo que este sistema «estará amortizado en poco más de siete años o menos en caso de subir el precio de la luz; por una parte por la reducción del gasto y, por otro, por la subvención del 50% a fondo perdido y la financiación a 96 meses sin intereses del resto».

La eficiencia energética del nuevo sistema supone el incremento de las horas de vida de la fuente de luz ya que el fabricante garantiza una vida útil superior a las 100.000 horas de funcionamiento. Además, mejora la calidad de la iluminación por que los leds ofrecen un mayor índice de reproducción cromática comparada con las actuales, lo que supondrá que objetos, personas y colores se vean mejor.

Todo ello manteniendo los niveles lumínicos existentes gracias al uso de luminarias de mayor rendimiento con lámparas de menor potencia, gracias a un driver que permite seleccionar cinco niveles de regulación de potencia en diferentes tramos horarios; y nuevos sistemas de control de encendido y telegestión con programador astronómico.

Fotos

Vídeos