Bellreguard inicia el expediente para tener escudo oficial tras 25 años de intentos frustrados

REDACCIÓN

bellreguard. La localidad de Bellreguard podrá tener por fin en 2018 escudo oficial propio. Un símbolo que llegará tras los intentos frustrados los últimos 25 años. La última sesión plenaria aprobó, con los votos favorables de Compromís y PSPV, iniciar el expediente de propuesta de aprobación del escudo municipal de acuerdo con el informe del Consell Tècnic d'Heràldica i Vexil·lologia a petición del ayuntamiento en mayo de 2017.

La propuesta se basa en antecedentes históricos y heráldicos. Por un lado, la compra en 1485 del término general de la villa de Gandia por parte de Rodrigo de Borja, y por otra parte, la creación de la parroquia por Juan de Ribera en 1574 ya que era una población mudéjar. Por estos motivos, y según indican, «por falta de tradición heráldica local», el consell propone que se use el símbolo de San Miguel Arcángel junto con el del señorío que más tiempo perduró en la población, el de los Borja.

Según explicó el alcalde, Àlex Ruiz, «llevamos décadas de confusión e intentos frustrados sin comprender que el escudo oficial es más que un símbolo: nos identifica como pueblo y explica nuestra historia». Después de usar, a partir del siglo XIX, un escudo común en muchos ayuntamientos con una balanza, unas espadas cruzadas, la vara de alcaldía y un triángulo con diferentes variables, en los años noventa se intentó oficializar uno propio.

El problema siempre ha erradicado en las armas señoriales que deberían acompañar el símbolo de San Miguel. Las propuestas que no prosperaron incorporaban la de los Roca, uno de los primeros señores de Sotaia, pero que contó en su día con la oposición del grupo municipal popular, que ahora propone incorporarlas.

En la última década se ha usado un logotipo para identificar a Bellreguard, pero todo indica que en 2018, habrá escudo oficial.

Fotos

Vídeos