Bellreguard abrirá la avenida a la Mar tras la reforma para la entrada de Moros y Cristianos

Ó.D. BELLREGUARD.

Las obras de la avenida a la Mar están a punto de concluir y la previsión es que esta vía esté lista para la entrada de Moros y Cristianos de la localidad de la próxima semana. El diputado de Carreteras, Pablo Seguí, y el de Mancomunidades y Comarcalización, Voro Femenia, visitaron ayer la población para ver el estado de la actuación.

La obra de Bellreguard es «un ambicioso proyecto de reforma de una de las vías más emblemáticas de la población, cuyo presupuesto global de ejecución supera los 400.000 euros y que está financiado prácticamente en su totalidad con fondos de la Diputación de Valencia», indicaron.

Finalizada ya la ampliación de las aceras, lo que aumentará la accesibilidad de la avenida, y renovado el mobiliario urbano, la institución provincial ha iniciado el reasfaltado de toda la travesía, en la que uno de los aspectos más destacables es el uso de una malla especial antifisuras que permitirá absorber el impacto de los vehículos sobre el hormigón y evitar la aparición de grietas en el firme.

«Se trata de una técnica que no suele ser de uso habitual en las vías urbanas, pero que, teniendo en cuenta la transitabilidad de la avenida, se ha considerado apropiado utilizar en esta actuación para aumentar su durabilidad», dijo Seguí, quien recordó la «apuesta por la aplicación de nuevas técnicas que redunden en una mayor calidad de las obras».

Por su parte, el alcalde de Bellreguard, Joan Marco, resaltó que la «mejora que supondrá, no sólo desde el punto de vista estético, sino también de la accesibilidad, y por tanto de la seguridad de todos los vecinos y vecinas». Algo que se podrá comprobar ya en estas fiestas, pues esta travesía será escenario de la Entrada de Moros y Cristianos de la próxima semana. Femenia y Seguí visitaron también l'Alqueria, Ador y Villalonga para ver otras actuaciones.

Fotos

Vídeos