El Begastri paga los platos rotos ante un Hispagan sin piedad liderado por Pope y Temple

S. ROCA GANDIA.

La derrota en Sagunto había dejado tan tocado en su orgullo al Hispagan Gandia y todo apuntaba que la visita del colista iba a ser utilizada para recuperar las buenas sensaciones. Sin embargo, las ganas de reencontrarse de los gandienses provocaron una paliza de tal tamaño que al final el marcador superó los cincuenta puntos de diferencia reflejando el electrónico 114 - 61.

No hubo piedad de los locales y algunos jugadores se pusieron las botas. Pope se fue a los 28 puntos y 40 de valoración, mientras que Temple con 25 anotados alcanzó los 37.

El partido no tuvo más historia que la del dominio local pero Víctor Rubio aprovechó para que sus jugadores recuperaran sensaciones perdidas en las últimas jornadas sobre todo las disputadas lejos del pabellón. Se merecía el público una victoria sin sobresaltos y al final, el reparto de minutos y de puntos permitió al Hispagan recuperar ese tono que no debería abandonar si quiere mantener su condición de líder hasta el final.

Fotos

Vídeos