Bastidas exige a Marzà que destine cien millones del FLA a colegios en Gandia

Soler muestra la sede local del PP de Gandia a María José Catalá, tras ellos Carmen Contelles, Elena Bastidas y Guillermo Barber.
Soler muestra la sede local del PP de Gandia a María José Catalá, tras ellos Carmen Contelles, Elena Bastidas y Guillermo Barber. / ó.d.

La diputada nacional hace balance de la gestión local y autonómica junto Mari Carmen Contelles, María José Catalá y Víctor Soler y exigen más inversiones

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El Partido Popular de Gandia echó mano ayer de dirigentes de peso para analizar la situación política en la ciudad, la gestión realizada en los dos años de legislatura, explicar la escasa inversión de la Generalitat en el municipio y, por contra, destacar el elevado número de millones que está destinando a la Safor el Gobierno central.

Una de las exigencias fue que el Consell invierta cien millones de euros, de los 850 que le ha entregado el Estado, a través del fondo de Liquidez Autonómica (FLA), para construir impulsar infraestrucuturas urgentes en Gandia: El colegio Les Foies y la rehabilitación del instituto Ausiàs March.

El desembarco fue relevante. Llegaron hasta la ciudad la diputada en el Congreso por Valencia Elena Bastidas; número uno de la candidatura; la portavoz del PP en la Diputación de Valencia, Carmen Contelles, y la portavoz adjunta de la formación en Les Corts, María José Catalá. El anfitrión fue el portavoz del PP de Gandia, Víctor Soler.

En el acto estuvieron el diputado provincial Guillermo Barber y otros ediles del PP de Gandia. Quien no se dejó ver fue el diputado nacional Óscar Gamazo. Los presentes cargaron contra la gestión de los gobiernos de izquierdas, sobre todo en Gandia, pero también hubo alusiones constantes al Consell y a su Pacte del Botànic, al que denominaban como «gobierno del Titanic».

Bastidas defendió las inversiones del Gobierno de Mariano Rajoy: «En los últimos cinco años se han destinado 51.000 millones de euros a la Comunitat Valenciana». Ante esto lamentó las escasas partidas que el Consell envía a Gandia para sanidad o educación.

Por esto motivo, exigó al Ejecutivo de Ximo Puig que sea coherente y reserve una parte de los 850 millones percibidos del FLA para obras educativas en la Safor. Bastidas considera que la Conselleria de Educación, que dirige el nacionalista Vicent Marzà, debe ser diligente y luchar por acabar con las carencias de estos dos centros académicos.

La diputada en el Congreso desgranó otras iniciativas que se están ejecutando en la Safor y que beneficiarán a Gandia y al resto de municipios de la comarca: «En estos momentos se está ejecutando el acceso sur al puerto de Gandia, con un presupuesto de 21 millones. El primer tramo de la variante sur de Oliva está a punto de ver la luz, con casi 29 millones de inversión, y se han ejecutado rotondas entre Gandia y el Grau por valor de 1,5 millones. Todo esto suma 52 millones».

Contelles, por su parte, lamentó la falta de inversión del Consell: «En 2016 sólo el 0,52% se destinó a infraestructuras. De hecho, cinco de cada 10 euros quedaron por ejecutar». Esta es, prosiguió la forma de gestionar de los «tripartitos, patrón que se repite» tanto en municipios como en otras administraciones.

Más ideolgía que gestión

En 21017 habrá 2.000 millones euros más de recaudación, más los 850 millones del FLA, por lo que exigió más infraestructuras: «De momento sólo tienen dinero para propaganda e ideología. La Generalitat ha entregado 70.000 euros a Escola Valenciana y la Diputación, 150.000».

«En Gandia pasa lo mismo. No gestionan. Manifestaciones contra el arzobispo y el Correllengua, eso sí», concluyó. Soler, por su parte, hizo un análisis de la ciudad: «Está más sucia que nunca. Se han subido los impuestos y se han recortado servicios». Puso ejemplos: «Las tasas del polideportivo se han encarecido un 100%, al igual que las escoletes. Decían que este servicio sería de gestión pública y gratuito y el gobierno de Diana Morant ha hecho todo lo contrario».

Este gobierno de «perdedores», está incumpliendo todas aquellas promesas que hizo: «Ni hay hospital de crónicos, ni las guarderías son gratuitas, ni se han impulsado planes de empleo». Finalmente, Català criticó que en estos dos años «no se haya hecho ninguna actuación educativa». «La última gran obra fue el Sant Francesc de Borja, el PP cumplión una reclamación histórica», apostilló.

Más

Fotos

Vídeos