Los barracones para 300 estudiantes de La Font irán en una parcela de Arrullador

Terrenos junto a la calle Arrullador donde se ubicarán las aulas prefabricadas el próximo verano. / lp
Terrenos junto a la calle Arrullador donde se ubicarán las aulas prefabricadas el próximo verano. / lp

El gobierno local inicia los trabajos para adecuar los terrenos y que las aulas lleguen en julio tras el visto bueno del Consell al solar de 3.200 metros

Ó. DE LA DUEÑA LA FONT.

El colegio provisional que tendrá La Font d'en Carròs el próximo curso irá en una parcela de 3.200 metros situada en la calle Arrullador. La Dirección Territorial de Educación ha escogido este terreno entre las opciones que le brindó el gobierno local para habilitar las aulas prefabricadas y dar cabida así los 25 barracones previstos. Estos espacios albergarán a los casi 300 alumnos que están realojados en instalaciones municipales desde el pasado mes de noviembre.

Los estudiantes abandonaron el viejo Francesc Carròs ante la aparición de grietas en el edificio, producirse desprendimientos en varias aulas y tras la clausura de muchas de sus estancias por insalubridad.

Los estudiantes fueron realojados en el Patronato, la Escoleta y el Centre Polivalent, después de adaptar todos estos espacios a las normativas de seguridad. Pero esta medida era temporal y desde el Ayuntamiento solicitaron la instalación de aulas prefabricadas.

Esta decisión va adelante de forma paralela a las gestiones para construir una nueva escuela. De hecho, el gobierno propuso a la Conselleria de Educación dos opciones para ubicar los barracones.

Ofreció parte del parque Tirant i Carmesina y unos terrenos en la calle Arrullador, estos últimos solares son de propiedad privada. Desde el organismo que dirige Vicent Marzà se ha optado por el segundo planteamiento. El Consell entiende que el terreno, de 3.200 metros, es la opción más adecuada para habilitar un colegio provisional. Pero esto no le va a salir gratis a La Font. El alcalde, Pablo Puig, se ha puesto manos a la obra y ha firmado ya el convenio con los propietarios para que cedan al Ayuntamiento este gran solar. La obligación que tiene ahora el consistorio es adaptar la superficie para que pueda acoger los barracones.

Coste municipal

El primer edil explicó que el préstamo de estos terrenos carece de coste para el Ayuntamiento, ya que los dueños los han cedido a cambio de una exención del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) mientras estén ocupados: «El gobierno está muy agradecido a los propietarios, ya que su ayuda ha sido vital para que La Font cuente con las aulas prefabricadas par los escolares durante el próximo curso».

Donde sí se ha de invertir es en la adecuación del espacio. Puig explicó desde el Consell ya le han dado las indicaciones para habilitar la parcela de cara: «Nos han enviado un escrito en el que detallan cuáles son los pasos que hay que dar». El gobierno local debe realizar obras para crear una superficie firme y sólida que acoja las aulas.

De momento, ya se ha contratado una línea de luz de 68 Kw, capaz de cubrir la demanda energética de un centro de estas características. Este centro tendrá cerca de 25 barracones o esa es las estimación que se ha hecho desde la dirección del centro y desde el consistorio. Puig dijo desconocer, por el momento, cuál será el coste de los trabajos, pero sí dijo que tiene que asumirlos el consistorio.

Fotos

Vídeos