Barcelona se interesa por el proyecto ambiental del anillo verde del Serpis

El diputado de Urbanismo, Josep Ramón Mut, la alcaldesa, Diana Morant, y el edil Xavier Ródenas, en el mirador del Serpis. / àlex oltra

Gandia y la Ciudad Condal apuestan por unir sinergias en una gestión que ponga en valor los recursos ecológicos de las ciudades

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

Una expedición de Barcelona encabezada por el diputado delegado de Urbanismo, Josep Ramón Mut, ha visitado estos días los espacios verdes de la ciudad con el fin de establecer sinergias entre ciudades catalanas y Gandia. Desde la diputación catalana han puesto su punto de mira en el anillo verde del río Serpis que envuelve la Ciudad Ducal como modelo de gestión ambiental que trata de poner en valor las zonas verdes.

Una admiración a dos bandas, ya que hace unos días, el edil de Gestión Responsable del Territorio, Xavier Ródenas, también visitó la capital catalana buscando una alianza. «Barcelona siempre ha sido un modelo de gestión del territorio y ambiental como capital, y nosotros a pequeña escala, como ciudad mediana, nos hemos fijado en ellos y en Vitoria como referentes», apuntó Ródenas. El concejal explicó que a raíz de esta visita, surgió el interés de la Diputación de Barcelona por el desarrollo del anillo verde que «estamos cosiendo tramo a tramo».

La circunvalación verde de la ciudad lleva más de una década en marcha, aunque para el actual gobierno «es una prioridad política». Desde el departamento están redactando un plan director que ha dividido el anillo verde en 39 sectores, ya que cada tramo tiene un trato diferentes debido a su condición de espacio agrario, forestal o parque urbano, aunque Ródenas destacó que todavía «hay puntos negros que se han de resolver».

El principal objetivo de este proyecto es «dotar a la ciudad de un cinturón verde que proporcione una calidad de vida excelente». Tanto los responsables de la Diputación de Barcelona como el concejal de Gestión del Territorio, pusieron en valor los espacios naturales de Gandia. Mut destacó la recuperación de las dunas de la playa de l'Auir como una «apuesta firme y decidida por al calidad de vida de los ciudadanos». Además recalcó el «impresionante» trabajo en els ullals o la marjal, con el que se mostró «gratamente sorprendido».

El diputado delegado de Urbanismo mostró su predisposición a «continuar trabajando y exportar las bonanzas de estos modelos de ciudad». «Desde la diputación hemos apostado por venir a Gandia y seguramente nosotros aprenderemos de esta experiencia más que ellos de la nuestra». «Creemos que el modelo de Gandia se tiene que exportar a todas las ciudades que están envueltas de recursos ecológicos importantes y apuestan por no vivir de espaldas a ellos, sino por integrarlas en un anillo verde», señaló Mut.

Ródenas destacó el abanico de espacios que alberga la ciudad e hizo hincapié en el Auir y la marjal. «El ciudadano no es consciente de lo que tenemos, pero si los ponemos en valor podremos hacerlos partícipe de esa fortuna que tenemos alrededor, ya que con el modelo de urbanismo actual se ha quedado marginado».

Por su parte, la alcaldesa, Diana Morant, apostó por ese «intercambio de experiencias entre dos ciudades con el espíritu de ir creando zonas verdes que logren un espacio de vida más amable para las personas y más integrado en la naturaleza».

Fotos

Vídeos