La Banda CIM La Valldigna reclama un local en Tavernes para ensayar

C. GIMENO

tavernes. La Banda CIM La Valldigna ha reclamado al Ayuntamiento de Tavernes un local municipal donde los músicos que forman esta entidad puedan ensayar en buenas condiciones, ya que en la actualidad lo hacen al aire libre. Representantes de esta banda han vuelto a expresar su malestar por carecer de un espacio en el que poder preparar sus actuaciones.

Francisco Castelló, en nombre de la agrupación musical, señaló a LAS PROVINCIAS las dificultades que tienen para poder seguir ensayando con normalidad sobre todo durante los meses de invierno con las bajas temperaturas. «Los niños pasan mucho frío. Estamos a la intemperie y más de una vez hemos tenido que resguardar a los más pequeños en el coche por el frío que pasan. Ya hay madres que no llevan a sus hijos al ensayo cuando hay temperaturas muy bajas. No hay derecho a esto», reclamó Castelló.

Hace unas semanas, tras la sesión plenaria de febrero, Castelló tomó la palabra al finalizar la sesión. Pidió dos cosas muy simples: «Un local donde poder ensayar y una habitación en la que poder dejar los instrumentos». El alcalde vallero, Jordi Juan, le respondió que su deseo sería poder facilitarle sus peticiones, pero indicó que «no disponemos de un espacio para ellos».

Ante esta negativa, desde CIM La Valldigna piden más amparo, se sienten discriminados. Consideran que se les podría dejar ensayar aunque sólo fuera un día en el complejo cultural o en cualquier otro espacio. «Participamos en gran cantidad de eventos en Tavernes, vamos a poblaciones llevando con orgullo el nombre de nuestra ciudad. Sólo pedimos un mínimo para poder seguir ensayando. La banda cumple un importante papel acogiendo a niños para un fin cultural» apuntó.

Fotos

Vídeos