Las ayudas de emergencia llegan a las familias necesitadas de Gandia con un año de retraso

Acceso principal al Ayuntamiento de Gandia, situado en la plaza Major. / lp
Acceso principal al Ayuntamiento de Gandia, situado en la plaza Major. / lp

El ejecutivo salda hasta 90 expedientes, que suman 181.000 euros, de vecinos que esperaban desde agosto de 2016 el dinero para subsistir

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

Las ayudas de la Renta Garantida a la Ciudadania, las partidas que entrega el gobierno local (PSPV y Més Gandia) a las familias más necesitadas están llegando a sus destinatarios con un año de retraso. Estas cantidades las aprueba el Consell, pero es la ciudad quien adelanta el dinero.

El área de Benestar Social del Ayuntamiento de Gandia aprobó liquidar el pasado mes de mayo casi un centenar de expedientes y entregar así las mensualidades que se adeudaban en todos estos hogares, algunas de ellas estaban pendientes desde los meses de julio y agosto de agosto de 2016.

Esta gestión ha supuesto en las últimas semanas el desembolso por parte del Ayuntamiento de 181.900 euros, aunque aún quedan muchos abonos por liquidar del año en curso y son otras tantas las familias que esperan las ayudas correspondientes al ejercicio de 2017, que ya ha superado su ecuador.

Para que se produzcan nuevos abonos la conselleria que dirige Mónica Oltra tiene que aprobarlos «y suele hacerlo en plazos de seis meses», como indicó el edil de Benestar Social de Gandia, Nahuel González.

Estas prestaciones las otorga el Consell pero es el consistorio quien adelanta el dinero y espera a que el Gobierno Valenciano salde la deuda con la ciudad meses más tarde. Las ayudas son para casos extremos, es decir familias o unidades en los que ya no hay recurso económico alguno o carecen de parientes que puedan echarles una mano.

Puede tratarse de viviendas en las que ningún miembro trabaja, los progenitores están en una situación de paro prolongado o han percibido ya todas las prestaciones de desempleo o subsidios existentes y no disponen de ingreso alguno.

En estos casos, los afectados acuden a sus centros sociales con la intención de obtener alguna ayuda por parte de la administración local y poder pagar los gastos más urgentes. Tras un proceso de estudio, los técnicos municipales aprueban la entrada o no en el programa de las familias necesitadas, pero lo que no funciona con tanta celeridad es el pago de las cuantías.

Casos especiales

Estas partidas suelen ser de unos 400 euros mensuales, aunque pueden oscilar en función de las necesidades de cada casa y de los miembros que residan en la vivienda o de los menores que haya en la familia. Este dinero se destina siempre a gente que está en un caso especial, es decir no tiene dinero para pagar la luz, el agua o ni siquiera comprar alimentos.

Pues bien, hasta casi un centenar de familias han tenido que esperar cerca de un año para recibir el pago por parte del Ayuntamiento de Gandia de la ayuda que les fue aprobada para paliar su escasez económica y evitar que caigan en la marginalidad.

El ejecutivo local aprobó hasta 90 abonos el pasado mes de mayo, en diferentes fases. El día ocho de ese mes salieron adelante tres informes, que sumaban hasta 80 expedientes. Entre ellos había rentas de emergencia pendientes desde el mes de agosto de 2016.

Firmas en mayo

De hecho, en los documentos firmados por el coordinador general de Economía y Hacienda de Gandia, Salvador Gregori, figuran transferencias que rozan los 2.500 euros. Decenas de pagos están en un horquilla de entre 1.300 y 2.400 euros, pero hay algunos que superan los 2.800.

Estas cantidades son las que familias de Gandia sin ningún ingreso han estado esperando durante meses. Muchos de los abonos estaban pendientes desde agosto, pero otros desde septiembre o noviembre, por ejemplo.

Pero, además, en mayo se signaron otros abonos los días 19, 22 y 23. En este caso, se liquidaron cuatro expedientes de cobro pendientes, uno de ellos se remontaba al mes de julio de 2016. En este caso concreto se trata de una familia que ha percibido las ayudas correspondientes a los últimos seis meses del pasado año, es decir, ha cobrado su mensualidad con un año de retraso.

Más

Fotos

Vídeos