La Autoridad Fiscal sitúa a Gandia como la segunda ciudad con mayor riesgo de impago

El gobierno asegura que, a pesar de que los datos del informe son negativos, el Ayuntamiento ha reducido la deuda

LEYLA GALLEGO GANDIA.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AiReF) presentó a principios de esta semana un informe con los municipios españoles en «riesgo de sostenibilidad financiera». Este organismo, que vela por el estado de las cuentas públicas, situó a la capital de la Safor, Gandia, como la segunda ciudad con peor situación económica.

De hecho, según el documento, Gandia se encuentra entre las cinco ciudades calificadas con un riesgo muy alto basándose en tres puntos: «Presentar déficits reiterados en los últimos años (tres años seguidos en negativos); niveles de deuda elevados y previsiones futuras de no reconducir la situación». Todas las localidades presentan un ratio de deuda de más del 75%, es decir, necesitan el permiso del Ministerio de Hacienda para aumentar la deuda pública.

Situación delicada

El coordinador de Políticas Económicas del ejecutivo, Salvador Gregori, compareció ayer en rueda de prensa para explicar que supone este documento para Gandia y sus ciudadanos. «El informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal demuestra la delicada situación económica que heredó el actual ejecutivo y al que día a día hacemos frente», aclaró.

Gregori aseguró que a pesar de lo negativo que pueden parecer los datos, el Ayuntamiento «ha reducido la deuda heredada». Con la aplicación del Plan de Ajuste impuesto por el Ministerio en 2016, la ciudad terminó el ejercicio con un superávit de 25 millones de euros, una cifra nada desdeñable si se tiene en cuenta que el Plan que presentó el Partido Popular durante su mandato no fue aprobado.

El principal objetivo del bipartito para esta legislatura, constató, es «acabar con toda la deuda comercial que tiene el Ayuntamiento y de la empresa pública IPG, que ascendía a 75 millones de euros». El coordinador de Economía comentó que la obligación del partido que obtenga el poder en las siguientes elecciones debería ser «acabar con la deuda financiera».

En su intervención, Gregori dejó claro que la hoja de ruta marcada por el Ministerio se está cumpliendo y por eso «aprueban todas las medidas que tomamos desde el ejecutivo». El responsable del área económica adelantó que la deuda municipal va a aumentar este año y lo hará en los próximos días. El Ayuntamiento se encuentra en «vías de negociación» para firmar un préstamo con una entidad bancaria que le permite hacer efectiva la compra del parking del Centre Històric.

Además, Gregori achacó al PP que «niegue que las arcas municipales estaban muy mal cuando ellos eran plenos conocedores de la situación».

140 millones de deuda

Cuando terminó la legislatura anterior, la deuda pública había ascendido en 140 millones de euros a pesar de haber realizado una subida de impuestos del 21%. Gregori recordó que tres presupuestos aprobados por el gobierno del PP durante la pasada legislatura han sido declarados como «ilegales».

Por su parte, el edil del Partido Popular, Guillermo Barber, aseguró que este informe «ratifica las denuncias que ha hecho el PP durante dos años que lleva en la oposición».

Según explicó Barber, el equipo de Diana Morant «está engañando a la ciudadanía» ocultando datos y dando informaciones erróneas. En su explicación recordó que la alcaldesa dio a conocer hace unos meses el tiempo que tarda el Consistorio en pagar las facturas a sus proveedores, 12 días; sin embargo el informe que presentó el gobierno al Ministerio, y que ahora ha visto la luz, refleja que el plazo medio es de 400 días.

El concejal popular aseguró que desde alcaldía vierten falsedades en materia económica con la finalidad de «enchufar a amigos y familiares a costa de los impuestos de los ciudadanos». «Dicen a la ciudad que han rebajado la deuda en 30 millones de euros, y el mismo día que el gobierno hace este anuncio, el Ministerio de Hacienda elabora un informe en el que dice que la deuda en Gandia ha aumentado en 18 millones en el último año, situándose en 268 millones de euros de deuda financiera», apuntó Barber.

«Con la llegado al gobierno de Diana Morant, el grupo Més Gandia y Ciro Palmer, la deuda per capita de cada gandiense ha aumentado hasta 3.500 por habitante», concluyó el edil popular.

Dicho informe califica a 32 municipios del territorio español con «con serios problemas de sostenibilidad» y en «riesgo de no poder cumplir con las responsabilidades fiscales que marca el Estado».

Más

Fotos

Vídeos