La autopsia revela que el bebé de Oliva sufrió una muerte súbita mientras dormía

Ó.D. OLIVA.

La muerte de un pequeño en una guardería privada de Oliva se debió a una muerte súbita. Esta es la conclusión de la autopsia que se ha realizado al pequeño en el Instituto Anatómico Forense de Valencia, donde el cuerpo del joven llegó tras fallecer el martes.

El pequeño, de sólo cuatro meses, perdió la vida sobre el mediodía. Las cuidadoras le dieron un biberón y lo acostaron. Al ir a despertarle vieron que no respondía. Los servicios de emergencia acudieron al lugar pero no pudieron hacer nada por la vida del joven.

La Guardia Civil ha estado investigando el caso desde el primer momento. El Ayuntamiento de Oliva ha estado al lado de los padres en todo momento.

Fotos

Vídeos