Los atletas Gema Martí y Quique Llopis, recibidos como campeones

Los atletas Gema Martí y Quique Llopis durante su estancia en el Mundial de Nairobi. / lp
Los atletas Gema Martí y Quique Llopis durante su estancia en el Mundial de Nairobi. / lp

La octava plaza de la lanzadora y el cuarto puesto del vallista en Nairobi les sitúan en la élite del atletismo mundial

S. ROCA GANDIA.

Los héroes de Nairobi ya están en casa. Gema Martí y Quique Llopis llegaron ayer a Madrid en un vuelo desde Kenia y de ahí enlazaron en AVE hasta Valencia. A la capital española se desplazó el técnico Toni Puig quien les acompañó hasta Gandia. Una vez allí, les esperaba el recibimiento de familiares, amigos y seguidores del club como si de unos medallistas olímpicos se tratara. No es para menos. Tanto Quique como Gema han abierto de par en par una página gloriosa a nivel internacional que va a tener más capítulos al corto plazo -Londres y Grosetto- y que podría ser el preámbulo de una etapa gloriosa no sólo para atletismo sino para el deporte local en general.

Quique rozó las medallas. Sólo tres centésimas le privaron del podio pero una vez digerido ese disgusto, el balance no puede ser más satisfactorio. Su entrenador Toni Puig así lo dijo: «Creo que no podemos estar más orgullosos. Si antes del Mundial nos llegan a decir que era finalista creo que lo habríamos todos firmado. No conseguir una medalla estando tan cerca es cierto que nos dejó un poco en shock, pero yo creo que no se puede pedir más». Efectivamente el éxito de Quique se medirá en el futuro porque el velocista de Bellreguard parece hecho para grandes gestas.

Gema también protagonizó un campeonato que la encumbra como deportista de alto nivel. Su aplomo y su tranquilidad a la hora de digerir situaciones de estrés competitivo está casi a la altura de su calidad. En la clasificación supo superar dos lanzamientos nulos y bajo esa presión lanzó para clasificarse entre las doce primeras. En la final y tras pasar la mejora, estuvo centrada, segura de sí misma y arriesgó tras asegurar su presencia entre las ocho primeras.

Gema arriesgó sabiendo que estaba ante la ocasión de su vida. Escolano, su entrenador, alabó la valentía de su pupila: «Quien no arriesga no gana y en ese nivel hay que arriesgar para hacer grandes cosas. Tiene toda una trayectoria por delante y ya ha demostrado lo gran atleta que es».

Seguimiento del Mundial

A los dos les esperaba un recibimiento a la altura de la hazaña. Familiares y amigos han estado estos días haciendo un seguimiento notable a través de la redes sociales. Incluso el Ayuntamiento de Bellreguard se unió a una cobertura del evento que el club trasladó luego a sus atletas con jornadas ya inolvidables ante el televisor para ver en acción a sus compañeros.

Ahora, los aficionados al atletismo de la Safor esperan el debut de Héctor Cabrera en el Mundial Paralímpico de Londres y la participación de Luis Salort en el Europeo de Grosetto.

Fotos

Vídeos