La Asociación de Vecinos por la Convivencia de la playa critica el vandalismo nocturno

LEYLA GALLEGO GANDIA.

El fin de semana tuvo lugar la sexta asamblea de la Asociación de Vecinos por la Convivencia de la playa de Gandia en la que se debatieron los avances y problemas surgidos durante el último año. La falta de actuaciones frente a los actos vandálicos nocturnos sigue siendo la principal demanda de la asociación.

Las noches y, en especial, las horas en las que los locales de ocio permanecen abiertos son las más críticas y en las que más actos se cometen. Estos comportamientos incívicos también se acometen dentro de los edificios donde se encuentran alojados decenas de jóvenes en apartamentos turísticos. Y son los propietarios del resto de viviendas los que han de hacer frente a los costes de reparación, pues las agencias de alquiler sólo se hacen responsables de lo que sucede dentro de la propiedad arrendada.

El presidente de la agrupación vecinal, Paco Pajares, anunció las próximas actuaciones que se llevarán a cabo «para protestar públicamente y hacer llegar a todo el mundo el poco respeto a la ley y desprecio a los ciudadanos del Ayuntamiento de Gandia».

Los días 15 y 20 de agosto integrantes de la asociación instalarán mesas informativas y de recogida de firmas, en la plaza del Club Náutico y en el paseo Rosa del Vents respectivamente, en las que se expondrá la situación que sufren los vecinos provocada por algunos turistas y además, se solicitará la información reclamada al gobierno hace más de un año.

Estas fechas no fueron elegidas al azar, sino que se prevé que sean las jornadas de mayor afluencia de visitantes en la playa, y por tanto, sea una acción que tenga gran repercusión.

Otro de los puntos tratados en la reunión fue la creación de la Mesa de Turismo, de la que se hizo una valoración muy positiva aunque «echamos en falta la representación de miles de propietarios de los que la Asociación de Vecinos por la Convivencia podría dar su voto», añadió Pajares.

Por su parte, Pajares alabó las constantes palabras de la alcaldesa, Diana Morant, cuando esta hace referencia a la Ciudad Ducal como «un destino turístico familiar», y las labores que desde su gobierno se están llevando a cabo para cambiar la imagen de «fiesta y borrachera».

«Por supuesto que agradecemos las medidas que se han tomado desde el inicio de la legislatura, pero creemos que son insuficientes, aunque entendemos que algunas veces la razón sea la falta de medios», aseguró.

Fotos

Vídeos