Aparecen restos de un ataúd abandonado en una parcela municipal de Tavernes

Restos del ataúd, de poda de árboles y de flores del cementerio en la parcela municipal de la zona de la Partida. / c. gimeno
Restos del ataúd, de poda de árboles y de flores del cementerio en la parcela municipal de la zona de la Partida. / c. gimeno

El hallazgo en la Partida causa curiosidad entre los vecinos y el ejecutivo asegura que los desechos se destruyen horas después de depositarlos

C. GIMENO TAVERNES.

En la zona de la Partida de Tavernes de la Valldigna se han localizado restos de ataúdes fúnebres. Vecinos de la Vall se han mostrado molestos por la presencia de estos residuos en esta zona rural.

El Consistorio dispone de una parcela en el camino de la circunvalación de la Partida, junto a la vía ferroviaria, en la que deja restos de poda. Y según los escombros que están a la vista, parece que también se depositan allí las reducciones que se practican en el cementerio municipal. En el interior de la parcela, entre montones de ramas, se pueden observar varios restos de ataúdes, así como coronas y adornos florales retirados del camposanto del municipio.

La parcela no dispone de ningún vallado, y simplemente se separa del camino rural por un canal de riego. Aunque los restos están retirados del camino, cualquiera puede acceder a ellos ya que el recinto no dispone de ningún tipo de protección. De hecho a lo largo de la jornada de ayer ya aparecían por las redes sociales algunas imágenes de estos despojos que han despertado la curiosidad entre los vecinos de la localidad. Parece ser que los elementos que se retiran del camposanto vallero se depositan en esta parcela, junto con los restos de poda. Progresivamente se van reduciendo tras quemarlos o son enterrados. No obstante, cualquier persona podría acceder sin complicaciones a lo que en su día fue la pompa fúnebre de un difunto.

Desde el Ayuntamiento señalaron que lo habitual es depositar allí los restos, pero que estos se incineran a las pocas horas.

No es la primera vez que sucede algo parecido. Es el cuarto caso en el que aparecen restos que provienen del cementerio en lugares que podrían considerarse poco apropiados. En 2016 los ataúdes retirados estaban a simple vista de quienes visitaban el cementerio vallero. A unos 20 metros de la entrada principal se amontonaban las pompas fúnebres en contenedores a vista de todos. Tras la alarma social que causó, fueron retirados.

Por esas fechas aparecieron restos de lápidas del camposanto en un solar de la zona del Vergeret de Tavernes. Años atrás, también hubo polémica cuando aparecieron en la parcela que tiene el Consistorio en el polígono de El Golfo. En ese caso, había gran cantidad de ataúdes, coronas florales y ramos con las leyendas de los familiares de los difuntos.

En este último caso, los restos fúnebres no están tan a la vista como en las ocasiones anteriores. Están en una zona rural, pero sin ningún tipo de impedimento para que se pueda acceder a ellos.

Fotos

Vídeos