La ampliación de la zona azul deja calles vacías en el centro de Gandia

Antonio David Santana muestra las plazas de aparcamiento vacías en Parc de l'Estació, junto a dos vecinas de la calle Alfaro. / ó. d.
Antonio David Santana muestra las plazas de aparcamiento vacías en Parc de l'Estació, junto a dos vecinas de la calle Alfaro. / ó. d.

Los comerciantes temen un descenso de ventas, mientras vecinos de República Argentina esperan conocer en qué viales del barrio se pagará

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

La ampliación de la zona azul en Gandia dejó ayer una estampa hasta ahora desconocida en el centro de la ciudad. Calles como Parc de l'Estació o Alfaro estaban prácticamente vacías y las plazas de aparcamiento sin ocupar se contaban por decenas.

Los nuevos tramos del servicio de Ordenación y Regulación de Aparcamientos (ORA) entraron en funcionamiento ayer en el distrito de Corea, en calles muy cercanas al Centre Històric donde hasta ahora era casi impensable aparcar en días laborales. La sensación en estas vías era de desconcierto, tanto entre vecinos como entre comerciantes.

Los residentes protestaron por el aumento de las zonas de pago y algunos comerciantes mostraron su preocupación ante una posible pérdida de clientes. Es el caso de Antonio David Santana, propietario de un bar frente a la estación de Renfe. Junto a su local hubo durante todo el día una veintena de plazas sin ocupar.

«Aquí han aparcado vecinos y también clientes de los comercios. Ahora no hay nadie», dijo el hostelero. Para Santana la medida se ha aplicado mal: «Nadie nos ha informado. No sabíamos que iban a habilitar zona azul, nos enteramos cuando estaban pintando».

Ante esta situación el empresario siente incertidumbre: «Temo que las ventas bajen, quizá hasta la mitad. La calle está vacía. Por mucho que digan que esto es para que haya más rotación de vehículos, lo cierto es que no hay nadie». Para Santana serán menos los clientes que acudan al centro: «En dos horas -tiempo máximo de estacionamiento- no te da tiempo a ir a varias tiendas y tomar un café».

«Quien venga aquí tendrá que hacer menos cosas y eso es menos consumo». De hecho, teme que los clientes dejen de consumir en los bares: «Serán los más afectados». «Si no tienes tiempo, lo primero que dejas de hacer es ir a una cafetería», agregó. Todo esto, auguró, hará que la gente tome el camino fácil y recurra a los centros comerciales: «Cada vez hay más oferta en estos lugares y la gente que venga de los pueblos puede aparcar».

A favor de la zona azul

Hay comerciantes, sin embargo, que ven las cosas de forma distinta. Es el caso de Mari Trini Caudeli, que regenta una boutique en la calle Alfaro. «Es cierto que la zona azul fastidia al vecindario, pero creemos que a algunos comercios nos vendrá bien», aseguró.

En su caso, le cuesta aparcar por las mañanas, pero reconoce que si en la puerta de su local hay plazas par estacionar será «mejor» para los asiudos a su tienda. «El comercio de Gandia tiene muchos clientes de toda la Safor y la Vall d'Albaida, somos un referente, pero en los últimos años mucha gente ha dejado de venir por los problemas de aparcamiento», relató.

De hecho, Caudeli cifró el descenso de las ventas en el último lustro en su local por la falta de aparcamiento: «En nuestro caso, el trabajo ha bajado un 25% en cinco años. Sabemos qué clientes han dejado de venir y sabemos que ha sido por el problema para aparcar en Gandia».

La comerciante aseguró que los parkings de la periferia «se llenan a primera hora» y la gente tiene que dar muchas vueltas para encontrar un hueco. La ampliación de la zona azul llegará en un futuro cercano a República Argentina, donde los residentes han mostrado ya su negativa a esta iniciativa, como señaló Elisa Carbó, presidenta de la Asociación de Vecinos del barrio.

«Los comercios quieren zona azul para que siempre haya sitio, pero los vecinos estamos en contra de tener que pagar por estacionar en nuestro barrio de toda la vida». Añadió que esperan una reunión con el gobierno para saber qué calles ser verán afectadas con zona de pago.

Más

Fotos

Vídeos