El Ampa del María Enríquez protesta ante Marzà por la falta de plazas en informática

Estudiantes, en el acceso del María Enríquez de Gandia. / ó.d.
Estudiantes, en el acceso del María Enríquez de Gandia. / ó.d.

El colectivo de Madres y Padres remite escritos a Educación donde exige más grupos de grado en los institutos de Gandia

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

La comunidad educativa del María Enríquez ha movido ficha tan sólo unas horas después de conocer que la Conselleria de Educación no tiene intención de aumentar las unidades de los estudios de informática en este instituto de Gandia, pese a la alta demanda y de que el pasado curso se quedaron sin plaza más de 30 estudiantes.

Tanto la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) de este centro, como la Coordinadora local han dado los primeros pasos para mostrar al departamento que dirige Vicent Marzà su malestar ante la «dejadez» de la formación profesional en Gandia, como indicó Juani Sevilla, representante del colectivo en el María Enríquez.

Por ello ya han redactado los primeros escritos para enviarlos a Educación, tanto desde el María Enríquez como desde la Coordinadora. Esta última ya ha remitido el documento al inspector de Educación de zona. La misiva, remitida por correo electrónico, emplaza al Consell a buscar una solución a la carencia de plazas de estudios de formación profesional en la Safor.

La entidad que agrupa a todas las AMPA de la ciudad pone de manifiesto su «preocupación» ante la posibilidad de que muchos alumnos de centros de Gandia se queden sin acceder a estudios de grado medio en su ciudad.

El caso que ponen como ejemplo es el del María Enríquez, donde sólo hay una unidad, con un grupo en primer curso y otro en segundo, pese a ser estudios muy demandados. Al comenzar el curso, que ahora finaliza, 31 estudiantes se quedaron sin plaza. «Muchos de ellos del María Enríquez, ya que pese a realizar allí estudios básicos no pudieron continuar porque la selección se hace por baremación», dijo Sevilla.

«Esto quiere decir que el acceso se regula por notas, ante el elevado número de solicitudes. Esto genera que jóvenes de Gandia puedan quedarse fuera de su centro», añadió la representante del AMPA.

Este organismo también ha remitido el mismo escrito a Educación, pero por registro de entrada. Con ello pretenden que el Consell reconsidere su decisión y habilite más grupos.

Más

Fotos

Vídeos