Almoines revive el auge económico con las voces de los que levantaron el taller de la seda

Algunas de las trabajadoras durante un momento de su jornada laboral en la sección de fabricación de hilos 'La Paleta' del municipio de Almoines. / LP
Algunas de las trabajadoras durante un momento de su jornada laboral en la sección de fabricación de hilos 'La Paleta' del municipio de Almoines. / LP

Un documental recoge las vivencias de tres generaciones de trabajadores que con su bata azul marcaron el desarrollo de un pueblo

LEYLA GALLEGO GANDIA.

Almoines, un municipio de apenas 2.000 habitantes, revive hoy una parte de su historia que marcó a tres generaciones. Todos ellos vivieron la postguerra, la recuperación económica del pueblo y la llegada de la democracia a la Safor. Esta noche se estrena el documental 'Formigues blaves', un largometraje que muestra la idiosincrasia de un pueblo que con motivo de sus fiestas patronales recuerda a los más de 500 trabajadores que enfundados con sus batas azules pasaron por la sedería.

Fani Ferrer y Paco Más llevan marcado en sus rostros las largas jornadas de una época en la que las sirenas del taller marcaban el ritmo de vida de todo un pueblo. La fábrica de Lombard, también conocido como el taller de la seda, abrió sus puertas en 1848 después de que su propietario Henri Lombard Gaujoux, un industrial francés y originario de Nimes, cerrara la manufacturera de Gandia.

'Formigues Blaves' es la historia de la comarca dado que a la fábrica acudían diariamente trabajadores de casi todos los municipios de la Safor: Bellreguard, La Font, el Real, Villalonga, Potries, Beniflà, Beniarjó, Rafelcofer, l'Alqueria de la Comtessa y Gandia. Todos estos pueblos pueden sentirse identificados con el reportaje.

La apertura del taller supuso un revulsivo para desarrollo económico y social de todos los vecinos de Almoines, ya que según constatan los registros de mediados del siglo XIX y principios del XX, al menos uno de los sueldos que entraba en cada casa de estepueblo provenía de la fábrica.

En los 75 minutos que dura el reportaje, 30 antiguos trabajadores cuentan cómo se pasó el hambre de la postguerra, la llegada del televisor, cómo se establecían las relaciones amorosas y sociales y también cómo se trabajaba la seda, se tintaba, se hilaba y se exportaba a medio mundo, a través del desaparecido ferrocarril de Alcoy.

Si hay algo en lo que todos los exempleados coinciden es en «las inmejorables condiciones laborales». Según cuentan los testimonios recopilados en el vídeo, había conciliación laboral, ya que cuando las mujeres se convertían en madres tenían derecho a hacer descansos para amamantarlos. Además, cuando alguien entraba a trabajar en la fábrica ya no se iba, en los años que estuvo abierta tan sólo se conoce un caso de despido y fue por un motivo justificado: un robo.

Finalmente, el taller cerró debido a la falta de innovación y el auge de las sedas asiáticas. «Cuando en Almoines se necesitaban 15 horas y tres mujeres para tejer una pieza, en Italia una máquina lo hacía, sin ayuda, en 10 minutos», cuentan algunos vecinos.

La idea, afirma su director, Vicent Linares, «era hacer un documental para el pueblo de Almoines, pero que pueda ser visto en cualquier parte. Todos los profesionales que han trabajado en el proyecto son periodistas, técnicos y directores de reconocido prestigio que han trabajado tanto en televisores autonómicas como nacionales». Linares explicó que su objetivo no era contar la historia de una fábrica, sino lo ocurría entre sus cimientos. Pero el director asegura que el material recabado puede servir en un futuro para quienes de verdad estén interesados en hacer un estudio sobre la sedería.

Según el primer edil, Joan Cardona, «no se ha hecho para proyectarlo y esconderlo en un cajón. Vamos a intentar que crezca y que traspase nuestras fronteras. Aunque lo que tengo claro es que a la larga, todo aquel vecino de Almoines que lo desee podrá acceder a él» .

El trabajo es una coproducción del Ayuntamiento y la empresa de comunicación Másquediez. El largometraje se presenta hoy a las 20.30 horas en el ala más moderna de la manufacturera que fue rehabilitada hace unos años.

Más

Fotos

Vídeos