Las Provincias

Un veintena de tiendas cierra en el centro de Gandia en un año y se destruyen 30 empleos

Establecimientos cerrados en el pasaje Brunel de Gandia. :: ó. de la dueña
Establecimientos cerrados en el pasaje Brunel de Gandia. :: ó. de la dueña
  • Los empresarios y el gobierno crean un grupo de trabajo para renovar señales, atraer clientes y aumentar las actividades de promoción

El sector comercial no pasa por su mejor momento en Gandia. En poco más de un año han cesado en su actividad más de 20 establecimientos en el Centre Històric y esto ha supuesto la pérdida de unos 30 empleos, como indicaron fuentes de la cooperativa comercial. Las causas de esta situación son tres: los elevados alquileres, la falta de aparcamiento público y la falta de inexistente señalética. Temas en los que ya se está trabajando entre gobierno y empresarios.

La mayoría de los locales que han cerrado sus puertas han sido pequeños establecimientos, regentados por una o dos personas, pero ya hay una firma de carácter nacional que ha anunciado que deja el centro de la ciudad al no «obtener la rentabilidad esperada», por lo que se perderán de golpe entre cinco y seis empleos.

Desde el Centre Històric indicaron que para los clientes que visitan el casco urbano «pasan desapercibidos muchos cierres», ya que en algunos casos son tiendas que abren y a los pocos meses deciden poner fin a su actividad ante la falta de beneficios, como el presidente del colectivo, Pedro Izquierdo.

Calles afectadas

«En las principales calles como Mayor, Sant Francesc de Borja o Sant Pascual esta situación pasa más desapercibida, pero en las vías perpendiculares la situación es dramática», señaló. En estos tramos del Centre son muchos los locales que han cerrado sus puertas.

«Hay calles donde solo queda algún comercio de toda la vida, pero en el resto de la vía no hay actividad». Es más, puso como ejemplo de la «mala situación» que atraviesa el comercio local «el Pasaje Brunel». En esta galería comercial sólo quedan seis tiendas abiertas, cuando el recinto cuenta con 20 locales.

Tres de los establecimientos son 'de toda la vida', como comprobó este periódico, es decir, ofrecen productos específicos que sólo se pueden encontrar en este pasaje y tienen una clientela «casi fija, pero que va a menos».

Una mercería, una tienda de ropa clásica para hombre, un establecimiento de bolsos y maletas y un joyería. Estos son los locales que perviven dentro de Brunel, además de otros dos establecimientos que dan a la calle mayor, una boutique y una tienda de telefonía.

Los propietarios de las tiendas del pasaje acusan la falta de actividad a varios motivos: «Estamos en un pasaje donde los clientes vienen a propósito, muchos de ellos de fuera de Gandia y se encuentran las trabas que hay en el centro», señaló Pepe Pérez, uno de los comerciantes.

Desde el Centre Històric afirmaron que están intentando que se rebajen los precios de los alquileres y que para ello se está negociando con los dueños de locales ahora cerrados. También, dijo Izquierdo, tanto el colectivo como el área de Políticas Económicas, han impulsado una comisión para renovar las señales y dirigir a los clientes al casco urbano y a los aparcamientos disponibles tanto públicos como privados.

Apoyo institucional

Desde el ejecutivo, la edil Alícia Izquierdo remarcó que se «está trabajando más que nunca por revitalizar el centro». «Todas las semanas hay campañas de algún tipo, a partir de este viernes habrá una feria de la cerveza», agregó.

El presidente del Centre coincidió con los argumentos de la concejal: «Estamos recibiendo mucho apoyo en materia de promoción. En eso no hay queja alguna, además la comunicación es muy fluida», destacó Pedro Izquierdo.

El comerciante añadió que los establecimientos asociados disponen de tiques para los parkings subterráneos de Gandia para que sus clientes aparquen gratis. Sobre este tema también habló la concejala de Més Gandia: «Hay que trabajar por el comercio y ofrecer ventajas a los clientes. El gobierno ha organizado los aparcamientos para que sea fácil acceder al centro. Todos estos argumentos se esgrimieron por el malestar generado entre algunos comerciantes por el cambio en el modo de aparcar en el parque Asusiàs March, donde se ha habilitado más zona verde.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate