Las Provincias

Aprobada la cesión de las deudas y los bienes de IPG al Ayuntamiento de Gandia

La comisión extraordinaria del pleno de Administración del Ayuntamiento de Gandia aprobó ayer la propuesta de cesión global de activos y pasivos de Iniciatives Públiques de Gandia (IPG). Este es un paso más para la liquidación y cierre de la empresa pública que tras esta decisión cede sus bienes inmuebles y sus trabajadores al ayuntamiento, que también asume la deuda de 20 millones de la mercantil.

La propuesta fue aprobada por la comisión de liquidadores de IPG el pasado lunes. El informe constata la situación crítica de la empresa con un patrimonio neto negativo, sin liquidez y con continuas reclamaciones judiciales. La propuesta de los liquidadores ha sido aprobada con los votos favorables del PSPV, Més Gandia y Ciudadanos y la abstención del PP.

Tras la comisión, el edil delegado de Administración, José Manuel Prieto, señaló que «después de un año de trabajo de los liquidadores donde nos hemos quitado de encima lo que eran las dos operaciones de más envergadura, Simancas y las boleras, hoy ya podemos decir que hemos aprobado la aceptación de los activos y pasivos porque la Junta General de Iniciativas Públicas de Gandia, las aprueba».

Esta medida implica que el ayuntamiento se hará cargo tanto de los activos como de los pasivos de la mercantil. «Hemos llegado allí donde el PP dijo que no seríamos capaces de llegar: a la liquidación y cierre de IPG, que era uno de nuestros compromisos electorales y del posterior pacto de gobierno», apuntó Prieto. El edil indicó que en los próximos días «acabaremos con uno de los episodios más oscuros que protagonizó el anterior gobierno».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate