Las Provincias
El exalcalde Torró y el edil Barber, ayer en una comparecencia. :: lp
El exalcalde Torró y el edil Barber, ayer en una comparecencia. :: lp

«Yo transferí dinero a IPG para servicios básicos, como hace el actual gobierno»

  • El exalcalde de Gandia Arturo Torró declara ante una juez que envió partidas económicas a la mercantil para costear la bici, la grúa y la ORA

El exacalde Arturo Torró acudió ayer a los tribunales. El que fuera primer edil entre los años 2011 y 2015 de la ciudad declaró en calidad de investigado ante la magistrada del Juzgado de Instrucción número 3 de Gandia.

El popular está imputado por un presunto delito de prevaricación administrativa. La denuncia contra el exalcalde la tramitó el PSPV en 2015, al considerar que las prácticas de Torró sobre la empresa local Iniciatives Públiques de Gandia (IPG) eran ilegales.

Los socialistas acudieron a los juzgados para que se investigaran las transferencias de dinero que hacía el ejecutivo de Torró a IPG. Desde el PSPV sostienen en su denuncia que el popular desvió «hasta 10,3 millones» a la mercantil de forma ilegal. Torro, como él mismo relató, respondió ayer a las preguntas de la juez y del fiscal: «Me han preguntado por qué se hacían estas transferencias y en concepto de qué».

«He explicado en la sala que estos desvíos de dinero son la práctica habitual en el Ayuntamiento de Gandia, donde IPG depende del consistorio», dijo Torró.

Una empresa sin recursos

«El PSPV creó una empresa sin ingresos, por lo tanto es el gobierno de la ciudad quien la debe financiar. Esto es así desde la época de José Manuel Orengo, que fue quien ideó la mercantil».

Torró añadió que relató ante el tribunal que cuando accedió al gobierno IPG arrastraba una deuda de más de 70 millones de euros y contaba con patrimonio amplio que hacía necesario que se ingresara dinero.

A todo esto, apostilló, que en ese momento todas las prestaciones públicas dependían de la mercantil: «Yo transferí dinero a IPG para pagar servicios básicos, como hace el actual gobierno y como hizo en su día el ejecutivo de Orengo».

Torró recordó que la empresa pública era la responsable de servicios como la bici, la grúa o la ORA, además de 40 pisos sociales, donde vivían decenas de familia. «Por eso este gobierno también transfiere dinero, porque si no lo hiciera la ciudad no funcionaria», aseveró el popular.

Tranquilo con su gestión

El exalcalde afirmó, por otra parte, estar muy tranquilo con su gestión: «Los trámites que hicimos estaban avalados por un excelente gabinete económico».

A todo esto añadió que su gobierno «no pidió ni un sólo crédito, ya que todos los habían solicitado los socialistas durante sus 28 años de gobierno». La investigación abierta tras la denuncia del PSPV afecta también a altos funcionarios del Ayuntamiento de Gandia.

De hecho, está previsto que hoy acudan a declarar a la misma sala como testigos entre otros Jorge García, interventor, y Lorenzo Pérez Carrión, secretario.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate