Las Provincias

'A un tir de pedra' rescata las viejas historias del Mondúver

Vicent Cervera y Óscar Martí, con su nuevo libro en Gandia. :: ó. d.
Vicent Cervera y Óscar Martí, con su nuevo libro en Gandia. :: ó. d.
  • Un nuevo libro recoge las rutas de la montaña

El Tio Milhores, de Xeresa; el Tio Carmelo, de Barx, o el Tio Paco Carreter, de Xeraco, son algunos de los protagonistas del libro 'El Mondúver a un tir de pedra'. No es una novela, es una guía de senderismo que abarca las rutas de todo este macizo montañoso y que alcanza siete términos de la Safor.

Los nombres son reales y forman parte del elenco de vidas, paisajes, testimonios y parajes que forman parte del libro de Òscar Martí y Vicent Cervera. Aún no ha sido presentado, pero los aficionados a la montaña de la Safor y toda la Comunitat Valenciana lo esperan como agua de mayo.

Martí y Cervera no son nuevos en el senderismo. Llevan casi toda su vida visitando montañas y redescubriendo sendas. De hecho su hobbie les llevó a crear su primer libro-guía, junto a David Gomar: 'A un tir de pedra'. Se publicó hace siete años, va por su tercera edición y se han vendido miles de ejemplares.

Su afición les llevó a crear fichas: «Queríamos dejar constancia de nuestras rutas y de lo que nos íbamos encontrando, ya que no había nada escrito». Empezaron hace 15 años y hace siete vio la luz 'A un tir de pedra', con todos sus escritos recopilados. Tuvieron que recorrer senderos prácticamente olvidados y reabrirlos a su propio paso.

Este libro ofrece 52 rutas en la Safor en siete sierras: Corbera, el massís del Mondúver, Falconera, Grossa, Ador, la Safor i Gallinera.

Su trabajo durante años es encomiable, ya que dejan un testimonio de bellos parajes, desconocidos para los propios vecinos de muchas localidades. En Gandia han descubierto la Senda del Portalet o la Font de Lloret, ambos en Marxuquera, mucha gente que no sabía de su existencia, por ejemplo.

«Hace años nadie sabía como subir al Molló de la Creu, excepto pastores o propietarios de terrenos. Ahora es una de las rutas más transitada», relató Cervera. Pero tras el éxito de 'A un tir de Pedra' y sus incensantes salidas, se abría un abanico de posibilidades para seguir trabajando y dejar un legado a los aficionados a la montaña y para la historia.

Nuevo proyecto

«David Gomar no podía involucrarse en nuevo proyecto y nos guiamos por el título de nuestro libro para hacer algo que requiriera un esfuerzo medio». «¿Qué tenemos más cerca?», el Mondúver, se respondieron y quisieron hacer una nueva guía de este macizo con las rutas que se habían recuperado y con detalles de cada una: quién las creó, que patrimonio queda y qué tipo de profesionales las usaban.

Martí vive en Xeresa y Cervera también tiene sus orígenes en esta población. Comenzaron a recopilar una vez más las rutas y a recoger testimonios: «Empezamos a hablar con gente mayor de Gandia, Barx, Simat, Benifairó, Tavernes, Xeraco y Xeresa y extraíamos datos de cada ruta».

En definitiva, el libro habla de 32 sendas, cuatro de ellas son PR (reconocidas por la Federación Valenciana de Montaña), además de diez variantes. En cada una de las sendas de las que se habla en el libro se cuenta su origen.

Casi todas ellas nacieron en el siglo XIX, excepto las creadas en la Edad Media desde el Monasterio de Simat. Las de hace dos siglos tenían fines laborales, humanos e incluso sirvieron de refugio para los 'emboscats', aquellos que no quisieron ir a la Guerra Civil y huyeron al monte.

Profesiones olvidadas

El volumen habla de múltiples profesiones ya olvidadas. 'Picapedrers', los que crearon la ruta humónima en Xeresa, donde aún se conserva una especie de mina de extracción de piedra. Sendas de pastores, como la ruta dels Corrals Caminos de 'calciners', como el Barranc de les Cases en Simat, o la senda de les Senilleres, en Xeraco, donde también hay un horno, de los cerca de 30 que se construyeron.

Rutas abiertas por carboneros, de los que no quedan vestigios, pero también por 'segadors de murta', como el Barranc de la Ruta en Xeraco y así muchas otras profesiones que han dejado patrimonio como casitas o refugios. 'Nevaters', por ejemplo, que durante años trabajaban la nieve en las neveras de Barx y bajaban el hielo en burros. Pero hay más: 'esparters', 'margeners', o 'masovers', todos ellos han dejado su huella en el entorno del Mondúver y Martí y Cervera han recogido sus historias en cada una de las rutas de su libro.

El ejemplar ha contado con testimonios y ha recuperado figuras conocidas en todos estos municipios. Muchos de los protagonistas aún viven. Pero también ha descubierto y explica como hallar las cuevas donde se refugiaban los 'emboscats', en Xeraco y Xeresa u otra cavidad en el Barranc Fondo de Gandia.

El libro recoge a más personajes singulares, como el Tio Milhores, y rutas que se han recuperado en estos años como los caminos de Senda Llarga o Senda de Taula, entre otros. En definitiva, un compendio de rutas acompañadas de historias, recuerdos y anécdotas del último siglo y medio de los siete municipios que abarca el macizo del Mondúver.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate