Las Provincias

Hacienda da el visto bueno a los presupuestos de Gandia

Salvador Gregori muestra el documento del Ministerio de Hacienda. :: natxo francés
Salvador Gregori muestra el documento del Ministerio de Hacienda. :: natxo francés
  • El ministerio aprueba las cuentas locales para 2017, que ascienden a 111 millones, pero reclama al ejecutivo que asegure los ingresos

El Ministerio de Hacienda ha dado luz verde a los presupuestos de Gandia de 2017. Las cuentas de este año ascienden a casi 111 millones de euros, como indicó ayer el coordinador general de Economía del Ayuntamiento, Salvador Gregori. El documento ha recibido el visto bueno del Gobierno al cumplir con los parámetros que marca el plan de ajuste.

Gregori indicó que una representación del gobierno local viajó el pasado 25 de enero a Madrid, donde se entrevistaron con el subsecretario general de Presupuestos. En esa reunión no salió nada en claro, pero el responsable del ministerio dijo que estudiarían el informe económico de Gandia.

Ayer, Gregori compareció para anunciar que el Estado había aceptado los presupuestos de Gandia: «Su conformidad es obligatoria y vinculante, sin ella no se podrían aprobar las cuentas de este año». El socialista explicó que desde el ministerio ven con buenos ojos el documento, aunque han puesto algunas «condiciones mínimas».

Facturas pendientes

Una de ellas es que las cuentas absorban el REX, es decir, las facturas extrapresupuestarias que se arrastran desde la legislatura anterior. Esto, dijo Gregori, ya estaba previsto por el ejecutivo (PSPV y Més Gandia). Esta cifra es de 9 millones de euros. También se incorporarán los pagos a proveedores que debe la empresa Iniciatives Públiques de Gandia (IPG), cuatro millones.

Todo esto se incluirá en el gasto corriente: «Incluiremos en los pagos habituales las facturas que están por pagar. Si esto no fuera así tendríamos un elevado superávit al final del ejercicio».

Por otro lado, el ministerio ha pedido a Gandia que ajuste «la recaudación». Esto quiere decir que pase de hacer un presupuesto con unos ingresos de «devengo» a otros de «caja». Lo primero quiere decir que se hace una previsión de cuánto dinero se va a ingresar en función de los inmuebles o los vehículos, pero esta cifra no se cumple en todos los ejercicios.

Por tanto, hay que contar con los ingresos que se dan por seguro, ya que hay algunas tasas que no se perciben en el año en curso, aunque se cobran en años posteriores. Finalmente, el responsable de Hacienda de Gandia indicó que el porcentaje de recaudación, según el ministerio, «es un poco bajo»

Esto es debido a que muchos impuestos no llegan a cobrarse y se quedan en el limbo durante unos años. Para ello, dijo Gregori, tanto los funcionarios del Ayuntamiento como los técnicos de la Diputación intensificarán sus trabajos para que ninguna tasa se quede por el camino.

Con todo ello, dijo Gregori, es muy probable que el documento económico pase por la comisión de economía que se celebrará dentro de dos semanas y, finalmente, se podrían aprobar en el pleno del mes de abril.

Inicio del trabajo

Gregori explicó que las cuentas de 2016 se aprobaron en agosto y que necesitaron un trabajo intenso. Ese ejercicio terminó con superávit. En el caso del presupuesto de 2017, se empezó a elaborar el pasado mes de noviembre.

«El objetivo era que las cuentas estuvieran listas cuanto antes y así ha sido», dijo Gregori. Añadió que el ejecutivo está obligado, por el plan de ajuste, a finalizar cada año con superávit. En las cuentas de 2017 se prevé que la cifra sea de 700.000 euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate