El Institut Cartogràfic resolverá la polémica de la playa de l'Auir

Vista de la playa de l'Auir y de la de Xeraco desde Gandia. :: lp
Vista de la playa de l'Auir y de la de Xeraco desde Gandia. :: lp
  • El departamento autonómico elaborará un estudio para dilucidar la titularidad de los 600 metros afectados a Gandia o Xeraco

La disputa entre Gandia y Xeraco por la titularidad de 600 metros de la playa de l'Auir continúa vigente. El Institut Cartogràfic Valencià, lejos de ratificar a cuál de las dos localidades pertenece dicha costa del litoral Mediterráneo, ha decidido realizar un estudio para resolver el conflicto.

Desde el departamento autonómico enviaron ayer una carta a la alcaldesa de la Ciudad Ducal, Diana Morant, para comunicarle que está elaborando un proyecto general de delimitación municipal para resolver las dudas sobre la titularidad de la zona afectada, así como de otras muchas que también presentan problemas en la Comunitat.

Según el comunicado enviado, «la intención es solucionar de una vez para siempre los conflictos entre municipios que se arrastran desde principios del siglo XX por culpa de no mantener la delimitación municipal original y por la gran transformación territorial».

Del mismo modo, desde el Institut Cartogràfic remarcan que «no se conoce con precisión la delimitación oficial de los términos municipales, con la consecuencia de los graves problemas que implica para la gestión y planificación».

Aunque sí que han indicado que desde el departamento autonómico han realizado un nuevo planteamiento topográfico de las líneas afectadas a partir de la documentación existente en los archivos del Instituto Geográfico Nacional mediante sistemas y herramientas tecnológicas avanzadas.

El Institut Cartogràfic Valencià se ha puesto a disposición de Xeraco y Gandia, afectados por esta disputa, para «delimitar de manera precisa, correcta y definitiva, la línea de término».

La aprobación de este estudio se debatió en la sesión plenaria de les Corts del pasado mes de septiembre. Los primeros trabajos de este proyecto se han centrado en la delimitación de los términos municipales que afectan a Llíria, Benissanó, Benaguasil, Domeño y Olocau.