Las Provincias

La Diputación reparte 112 ordenadores en la Safor para mejorar la gestión de los ayuntamientos

gandia. El Área de Modernización y Administración Electrónica de la Diputación de Valencia inicia hoy la entrega a Ayuntamientos, entidades locales y mancomunidades valencianas un total de 1.002 unidades centrales de procesamiento (CPU). A la Safor le corresponden 112 unidades.

Este programa cuenta con una dotación presupuestaria de 500.000 euros y orientado a contribuir a las demandas formuladas por los municipios en materia de actualización del equipamiento informático.

Los terminales se distribuirán de forma proporcional atendiendo a criterios poblacionales y tienen como objetivo mejorar la asistencia y ampliar los servicios prestados por parte de las administraciones públicas a la ciudadanía, así como favorecer, de una forma más efectiva, la implementación de la administración electrónica.

Los municipios de la Safor dispondrán de un total de 107 ordenadores, más otros cuatro terminales para la Mancomunitat de Municipis y uno adicional para la Mancomunitat de la Valldigna, en total 112.

El diputado de Modernización y Administración Electrónica, Ivan Martí, señaló que una de las prioridades es invertir en la modernización de los Ayuntamientos, y con este programa vamos a cubrir una demanda habitual de las localidades, ya que los terminales informáticos constituyen una herramienta imprescindible de la gestión municipal diaria».

Martí incidió en que se trata «de un paso más en el proceso de modernización que estamos llevando a cabo desde la Diputación, y que tiene como objetivo responder a las necesidades de la sociedad actual».

Martí explicó que se ha optado «por priorizar las necesidades acreditadas por los municipios con un menor censo, dado que cuentan con menos recursos». Desde el Servicio de Informática han especificado que la opción de adquirir CPU está motivada porque los complementos periféricos -hardware-, como el monitor o el teclado, no suponen un coste significativo y pueden ser asumidos por las entidades beneficiarias.