Las Provincias

Suspensión de partidos y multas a un club de Oliva por el mal estado del pabellón municipal

Operarios trabajando ayer al mediodía en la reparación de la cubierta de la piscina municipal de Oliva. :: lp
Operarios trabajando ayer al mediodía en la reparación de la cubierta de la piscina municipal de Oliva. :: lp
  • El edil de Deportes detiene un encuentro por el riesgo de un accidente y el equipo de balonmano es sancionado por el comité de competición

El mal estado del pabellón municipal de Oliva, afectado por las últimas lluvias, está acarreando problemas a los clubes que utilizan la instalación. Las goteras que registra el recinto municipal obligaron el pasado mes a suspender dos encuentros del Club Handbol Oliva, situación que además provocó que el comité de competición sancionara a la entidad a cubrir los gastos de desplazamiento del equipo rival.

Esta información, que hizo pública ayer el Partido Popular de Oliva, está detallada en un queja presentada por el club de balonmano en el registro municipal, donde se adjunta la multa y se solicita al consistorio que haga las actuaciones necesarias para solucionar los problemas de filtraciones en la instalación deportiva.

El edil de Deportes, Blai Peiró, aseguró a LAS PROVINCIAS, que él mismo fue quien detuvo el encuentro y pidió «disculpas» al rival por la situación, pero indicó que no puede «tener lleno un pabellón cuando las placas del techo están sueltas». «No puedo poner en riesgo la vida de las personas por un partido. Las cosas se hicieron consecuentemente y a la Policía Local y los bomberos les pareció que hicimos lo correcto», apuntó.

Los hechos se remontan al fin de semana del pasado 21 y 22 de enero, cuando se jugaba el encuentro entre el CH Oliva y el AD BM Buñol, en la categoría cadete masculina.

Según consta en el acta del comité de competición, el choque «no se disputó debido a que el pabellón local no estaba en condiciones para poder jugar, habiéndose desplazado el equipo visitante hasta el lugar tras haber consultado varias veces con el equipo de Oliva sobre las condiciones del mismo».

Tras estos acontecimientos, el Buñol presentó una queja al comité por las molestias ocasionadas, quién determinó que el Club Handbol Oliva debía hacerse cargo del coste del kilometraje del rival.

Queja del visitante

El importe asciende a 164,80 euros que es la cantidad que reclama el club visitante al local por los 103 kilómetros de distancia de los dos vehículos desplazados hasta la ciudad el día del partido, y según la normativa fijada por el reglamento de la Federación de Balonmano de la Comunidad Valenciana (Fbmcv).

Desde el Club Handbol Oliva han declinado hacer declaraciones, pero han confirmado que han presentado una queja al Ayuntamiento para que mejore las instalaciones. Además, en el mismo escrito, el club ha solicitado al edil de Deportes «que estudie las posibilidades de ayudarnos con las sanciones que los clubes tienen que hacerse cargo por el estado de las instalaciones».

El concejal responsable ha explicado que nadie del club se ha puesto en contacto con él, pero que cuando hablen se podrá solucionar todo. «Llamaré a la Federación y les explicaré que no podíamos asumir el riesgo de que sucediera un accidente, algo que deberían entender que fue por seguridad, y por supuesto si hay que pagar la multa, el Ayuntamiento asumirá la sanción correspondiente».

El PP de Oliva se ha hecho eco de esta situación porque considera que el Ayuntamiento debería actuar en un caso como este y asumir la parte de culpa que le corresponde, indicó el edil popular Salva Llopis.

«Asumir errores»

El grupo municipal popular exige al concejal de Deportes que «asuma sus errores y empiece por abonar la sanción económica al club de balonmano por haberse visto obligado a aplazar los encuentros cuando no tienen ninguna culpa».

Por otra parte, la piscina municipal de Oliva se encuentra en estos momentos cerrada porque se está reparando la cubierta que el viento arrancó cuando se produjo un temporal de fuertes rachas de viento el pasado 21 de enero. Peiró manifestó que los operarios están trabajando para abrir las instalaciones «cuanto antes y cumpliendo las medidas de seguridad».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate