Las Provincias

Las condiciones del recinto enfrentan al PP y al gobierno

Desde el Partido Popular de Oliva han denunciado a través de un comunicado la dejadez del consistorio en el mantenimiento de las instalaciones municipales. El edil Salvador Llopis señaló que estos días en el Ayuntamiento también se están recibiendo quejas de los usuarios del gimnasio. Según el PP, «el gimnasio está muy viejo y deteriorado, las máquinas de ejercicios están en malas condiciones y ello provoca una fuga de usuarios hacia poblaciones vecinas». Por su parte, Blai Peiró, edil de Deportes aseveró que el pabellón «ha estado abandonado muchos años y se ha deteriorado». El responsable del área explicó que estos dos últimos años se ha mejorado muchísimo la instalación. «Hemos cambiado la tapicería de los aparatos de musculación, hemos puesto una caldera nueva, un aljibe para tratamiento de agua y se hanrenovado las placas solares», concluyó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate