Las Provincias

Las obras del centro sanitario y del trinquet siguen paralizadas

Dos de las infraestructuras más importantes del distrito de Roís de Corella de Gandia están paralizadas. De momento, nada se sabe del futuro del viejo hospital Francesc de Borja, que lleva casi dos años cerrado y en estado de abandono.

La presidenta de la Junta de Distrito, la edil Liduvina Gil, dijo en el último encuentro de este organismo que si todo va bien «a finales de año arrancarán los trabajos de demolición», con la intención de derribar el viejo inmueble, que data de la década de 1970, para poder crear nuevos espacios. Entre los proyectos previstos destaca un centro de salud para el barrio, espacios sociales para asociaciones y una plaza.

El trinquet, por su parte, sigue paralizado desde la pasada legislatura. El gobierno anterior, del PP, impulsó la obra, pero no la concluyó. La concejal socialista indicó que la intención del gobierno local (PSPV y Més Gandia) es buscar una concesionara.

La idea es redactar un pliego de condiciones para un contrato mediante el cual, una empresa se quede la explotación del servicio y se encargue de finalizar las obras de este espacio deportivo, que requiere una inversión de más de 900.000 euros.