Las Provincias

El Tavernes afronta motivado el duelo ante el Benifaió tras conseguir la primera victoria

  • El conjunto de Pedro Marco espera cambiar la tendencia de esta liga tras el triunfo logrado la jornada anterior en el derbi comarcal

El domingo el CB Tavernes afronta una nueva jornada de liga. En esta ocasión, el conjunto de la Vall repite como local y recibe al Roquette Benifaió en el pabellón municipal. Los valleros han cogido moral y esperan que la victoria ante el Oliva sea un bálsamo para cambiar la tendencia. Confían en poder sumar una nueva victoria ante el Benifaió que les saque del último puesto de la clasificación.

El pasado domingo, más emoción no se pudo vivir en el derbi comarcal entre el Tavernes y el Oliva. Los valleros se llevaron la victoria por un único punto, 73 a 72, en un choque vibrante de los que se recuerdan pese a que pase el tiempo.

Los de la Valldigna jugaban en casa, pero todavía no conocían la victoria antes de recibir al Oliva. El partido se presentaba muy igualado entre dos equipos que necesitaban los puntos para eludir el fantasma del descenso.

Con una gran entrada en el pabellón vallero, tanto de seguidores locales, como de visitantes, el partido comenzó con un Tavernes que salió en tromba. El primer cuarto fue de dominio valldignense con un marcador de 26 a 12. Al descanso se llegaba con un 43 a 31 que reflejaba una renta del Tavernes. Pero el partido cambió mucho en la segunda parte. La mejora en el juego del Oliva se plasmó en el tercer tiempo, cuando los olivenses lograron ponerse por delante 48 a 50 en el minuto 29 de juego.

A partir de ahí, la igualdad se hizo patente en el último periodo. Las ventajas iban de un lado a otro y se neutralizaban pocos ataques después. A falta de 1 minuto y 38 segundos el electrónico reflejaba una igualdad a 71 puntos. Los aficionados que se dieron cita en el pabellón municipal vivieron con intensidad los instantes finales del encuentro.

El Oliva anotó un tiro libre y sacó ventaja, pero los de Pedro Marco tenían la posesión a falta de 15 segundos. Sacaron de banda los locales y un tiro de Kike Company a media distancia significó la victoria de los de la Vall por un ajustado 73 a 72 en un partido de infarto.

El Oliva tuvo cinco segundos para anotar pero la defensa vallera lo impidió ante el deleite del público de la Valldigna que festejó la primera victoria liguera de su equipo. El pabellón de Tavernes registró la mejor entrada de la temporada, ya que antes del partido, el club local realizó la presentación de todos sus equipos.

El derbi estuvo igualado y ambos equipos lo pelearon con un juego muy intenso y a la vez limpio, que facilitó el arbitraje del partido. A pesar de la victoria, el conjunto de Pedro Marco sigue último clasificado.