Las Provincias

La lluvia inunda campos en Tavernes y obliga a abrir compuertas del Vaca para evitar daños

  • Los ejecutivos de la Vall y Xeraco retiran los áridos que taponaban el canal para permitir que el agua salga al mar y evitar que se aneguen parcelas

Las lluvias de los últimos días han sido bien acogidas por los agricultores de la Safor, aunque en el caso de Tavernes de la Valldigna las precipitaciones han anegado decenas de campos y han afectado a algunos caminos rurales de los sectores próximos al litoral. Esto obliga a tomar una solución para evitar daños mayores y desde Tavernes y Xeraco lo primero que se tuvo en cuenta fue la apertura de las compuertas del río Vaca.

Esta decisión se basa en que para los próximos días se esperan más lluvias. Si las inundaciones en las parcelas se repiten podrían afectar a los árboles de cultivo y generar elevadas pérdidas entre los agricultores. Desde el gobierno de Tavernes optaron ayer por abrir una de las compuertas del Canal, el aliviadero del río Vaca, con el fin de facilitar la salida del agua al mar.

El ejecutivo vallero entiende que en los próximos días el cauce será más fluido, ya que bajará «agua de las montañas». El temporal dejó el pasado lunes hasta 107 litros en la zona litoral de Tavernes. Esto afectó tanto a algunas calles de la playa de la Vall, donde hubo problemas para circular en la Avinguda de la Marina, como a los terrenos agrarios más cercanos a la franja marítima.

Decenas de campos amanecieron ayer martes anegados por el agua. Las trombas del lunes dejaron parcelas completamente inundadas y algunos caminos prácticamente impracticables, aunque a lo largo del día estas parcelas fueron desaguando.

Además, en la mañana de ayer hubo nuevas precipitaciones, lo que podría haber agravado la situación de estos campos en caso de no haber tomado medidas. Antes de las 12 horas, en Tavernes ya se habían recogido más de diez litros por metro cuadrado. Por todo ello, los ediles de Agricultura de la Vall y Xeraco, Javier Escrihuela y Stefan Torres, visitaron los terrenos afectados, próximos al cauce del Vaca. Los concejales estuvieron analizando la situación y sobre el terreno concluyeron que era necesario tomar medidas en los próximos días para evitar más problemas a los agricultores.

La medida correcta es abrir las compuertas del Vaca, que tiene su desembocadura en Xeraco y se optó por hacerlo en el Canal, conducto que ayuda al Vaca a llevar agua hasta el mar y que desemboca en el límite entre Tavernes y Xeraco. Para llevar a cabo esta medida fue necesario actuar antes en la playa de Xeraco, como apuntó el alcalde de la localidad, Francesc Serralta. El primer edil indicó que, con el paso de los meses, la arena había taponado la desembocadura del cauce, lo que hacía necesario crear una salida para el agua. Los operarios realizaron estos trabajos a última hora de la mañana de ayer y se abrió una de las tres compuertas del Canal.