Las Provincias

La fiscalía archiva la denuncia contra Jordi Juan por su viaje a Atapuerca

  • El ministerio descarta la petición del PP de la Comunitat de iniciar una investigación contra el alcalde de Tavernes por presunta malversación

La Fiscalía Provincial de Valencia ha archivado la denuncia presentada por el Partido Popular de la Comunitat contra el alcalde de Tavernes y diputado en Les Corts, Jordi Juan, por malversación en relación con un viaje oficial realizado en julio de este año a Atapuerca.

El PPCV presentó una denuncia contra Juan y dos concejales más tras hacerse público que el primer edil se había desplazado a Burgos con familiares en una visita en la que se puso una multa por exceso de velocidad al coche municipal, que presuntamente conducía, y que pagó el consistorio.

Tras conocer el archivo acordado por Fiscalía, Juan señaló que era una decisión «esperada» porque era «evidente» que se había desplazado a Atapuerca «en representación del Ayuntamiento y en defensa de sus intereses». En este sentido, resaltó que, fruto de ese viaje, el consistorio recibió una subvención de 125.000 euros de la Diputación de Valencia para potenciar la Cova del Bolomor.

Además matizó que el «pequeño error administrativo», en relación a la multa por exceso de velocidad, fue subsanado. El alcalde de Tavernes lamentó la actitud del PP «que ha intentado menoscabar la imagen de mi persona y la de mi partido exagerando los hechos».

Actitud del PP

En esta línea, acusó al PP de querer «enredar y judicializar la vida política». «Por suerte no todos funcionamos como ellos», dijo, y les pidió que sean capaces «de rectificar y reflexionar sobre el hecho de haber acusado a una persona que no había cometido ningún delito».

En el escrito el PPCV pedía a Fiscalía iniciar una investigación y que se presentara. En la denuncia se explicaba que Jordi Juan, en compañía del concejal de Turismo, Josep Llácer, viajó del 5 al 8 de julio a Burgos a visitar los yacimientos arqueológicos de Atapuerca, acompañado de más personas, y que emplearon dos vehículos: uno propiedad del consistorio y otro de Llácer y se alojaron en un hotel de cuatro estrellas.

Según consta en la denuncia, ambos ediles presentaron el 19 de julio ante la Intervención de Ayuntamiento sendas hojas para pedir el cobro de los gastos de viajes, en los que incluían 239 y 266 euros de kilometraje por parte de Jordi Juan y Josep Llácer respectivamente. El 28 de julio cobraron ese dinero.

Multa al coche municipal

El vehículo municipal, presuntamente conducido por el alcalde, fue denunciado por la Guardia Civil el 8 de julio por exceso de velocidad. La multa llegó al consistorio el 21 de julio, momento en el que el edil de Hacienda, Perfecto Benavent, quien se identificó a sí mismo como conductor, aprobó la sanción y ordenó el pago al Ayuntamiento.

El pago de la multa se verificó por el Ayuntamiento el 27 de julio. El 12 de agosto llegó la factura por importe de 563 euros expedida por la agencia de viajes, que reservó el hotel, que al parecer fue rechazada por el jefe de Gabinete.

Asimismo, se indicaba que el 19 de agosto la Interventora advirtió de la irregularidad de los gastos asumidos y pagados por el Ayuntamiento sobre la multa de tráfico y los gastos de kilometraje. Ese mismo día, el primer edil realizó sendas transferencias a cuenta del consistorio y reintegró las cantidades.