Las Provincias

La policía de Tavernes frustra un posible caso de violencia de género

Momento en que los policías locales salen del retén para mediar en la discusión. :: lp
Momento en que los policías locales salen del retén para mediar en la discusión. :: lp
  • Una llamada telefónica de un vecino alertó a los agentes de la pelea entre una pareja que se estaba produciendo a escasos metros del retén

La Policía Local de Tavernes impidió ayer un posible caso de violencia de género que ocurrió a escasos metros del retén policial. Un ciudadano alertó por teléfono a la policía sobre una discusión en plena CV-50. Eran las 10 de la mañana y la persona que telefoneó describió que una mujer se había apeado de una furgoneta y un individuo había salido detrás persiguiéndola para zarandearla mientras gritaba.

Al recibir esa alerta, los agentes del retén salieron corriendo para intervenir y detener la discusión ante la posibilidad de que se pudiera producir una agresión. Según fuentes policiales, el individuo forcejeaba con su pareja intentando introducirla contra su voluntad en una furgoneta. Una rápida actuación de la policía frustró que pudiera materializarse una posible violencia de género en la travesía que cruza la capital vallera.

Una patrulla, junto con un agente especialista en violencia de género y el inspector del turno intervinieron en la riña al observar la acalorada discusión en plena vía pública. Los agentes separaron a la víctima del supuesto agresor e interrogaron por separado a ambos para obtener más información sobre lo ocurrido a pocos metros de la oficina policial.

Aunque la mujer se mostraba muy alterada, no tenía síntomas de haber sido agredida físicamente y declinó presentar denuncia. Por su parte, el hombre negó cualquier agresión, aunque los agentes pudieron comprobar que tenía una orden de alejamiento de la que fue su exmujer y no hacia la actual pareja con la que estaba discutiendo de forma muy acalorada.

La Policía Local, al no querer presentar denuncias, remitió las diligencias a la Guardia Civil por si consideraban oportuno adoptar alguna medida.

Al parecer la mujer salió airadamente de la furgoneta y su actual pareja salió tras ella persiguiéndola, llegando a forcejear con la chica intentando introducirla de nuevo en el vehículo contra su voluntad. La presencia policial calmó los ánimos y frenó la hostilidad.

Esta actuación se da en el mes en que el consistorio vallero ha querido tematizarlo contra la violencia de género con la programación de diferentes actividades que han pasado por charlas, exposiciones y demás actividades. Precisamente para esta tarde se ha previsto un taller de autoayuda con sesión de meditación y reiki con la asociación Reinicia't y con un coloquio a cargo de Joaquim Gómez. La actividad se realizará en los locales del Braç Treballador a partir de las 18 horas.

Mañana, Día Internacional contra la violencia de género, se realizará un acto reivindicativo en la Casa de la Cultura vallera a las ocho de la tarde. Con el lema 'No, és no' la concejalía de Igualdad y Servicios Sociales celebrará el principal acto de la campaña contra la violencia de género que ha desarrollado durante todo el mes de noviembre. Los actos de la campaña se cerrarán el próximo lunes.

Con la colaboración de la Diputación, el consistorio ha organizado una charla a las 19 horas en la Casa de la Cultura. El coloquio lleva por título 'Les noves formes de violència. El perill de les xarxes'. Con todas estas actividades, el departamento municipal pretende concienciar a los vecinos sobre la importancia de denunciar las agresiones. La conferencia servirá para alertar de las nuevas formas de violencia a través del peligro de las redes sociales.

Los expertos han indicado en varias ocasiones que el mayor error es asociar la violencia de género a la agresión física, porque en muchos casos no conciben la agresión psicológica como un modo de violencia de género.