Las Provincias

Gandia mejora la calidad del agua potable con un sistema de filtración pionero en la Comunitat

  • El gobierno y la empresa Aguas de Valencia gastan dos millones en mejorar las plantas para acabar con el mal olor y eliminar los herbicidas

Las plantas potabilizadoras de Gandia han estrenado una nueva tecnología que permite mejorar la calidad del agua. El Ayuntamiento y el grupo Aguas de Valencia han implantado un sistema de filtración que elimina los herbicidas y compuestos orgánicos que contaminan el agua, mejorando su sabor. La inversión en las desnitrificadoras de l'Ull de Bou y Falconera es de casi dos millones de euros.

Con la puesta en marcha de esta implantación tecnológica, la ciudad se convierte en pionera en la utilización de un sistema que combina la electrodiálisis reversible y el carbón activado granulado. En toda España sólo existen tres plantas con estas características, y dos de ellas están en Gandia.

El resultado de este avance supone que todos los vecinos reciben en sus domicilios un agua blanda, con un contenido en nitratos inferior a 25mg/l, la mitad del valor máximo admitido. Todo ello mejora el olor y el sabor en el agua del grifo para consumo humano.

Así lo demostró la cata de agua que realizaron ayer los responsables municipales y los de la empresa. La alcaldesa, Diana Morant, la vicealcaldesa, Lorena Milvaques, y el edil de Gestión Responsable del Territorio, Xavier Ródenas, visitaron la planta de l'Ull de Bou acompañados del consejero delegado de Aguas de Valencia, Dionisio García, el director de operaciones, Juan José Pérez y el director del servicio de Gandia, Javier Sanchis. Allí pudieron comprobar la nueva apuesta hecha por el consistorio para mejorar el ciclo del recurso hídrico.

Eliminación de herbicidas

Hasta el momento se utilizaba sólo el sistema de electrodiálisis reversible que únicamente eliminaba partículas iónicas. Ahora, con la aplicación del sistema anterior, más la implantación del carbón granulado, se elimina definitivamente cualquier resto de plaguicida. Este nuevo método, debido a su porosidad permite absorber grandes cantidades de contaminantes orgánicos del agua. La nueva inversión no supondrá coste alguno para los vecinos, que en ningún caso verán incrementado el recibo.

García, directivo de la empresa, ha recordado que Gandia ya fue pionera con la construcción de las dos primera plantas desnitrificadoras. «Lo que hoy es ya una realidad no es sino el éxito y el resultado de una colaboración público privada eficiente. En 2006 ya fuimos capaces de atender las necesidades de nuestros conciudadanos, garantizando la distribución de un agua de gran calidad a todos los hogares del municipio», indicó García.

Por su parte, el edil de Territorio, ha declarado que el nuevo sistema permitirá a la ciudad abanderar los próximos años la calidad del agua como marca distintiva. «Damos respuesta a las reivindicaciones ecologistas que alertaban de la peligrosidad para el consumo humano del uso abusivo de herbicidas», señaló Ródenas.

El grupo municipal popular, por su parte, recordó a la alcaldesa que las instalaciones han sido mejoradas gracias a la contribución doble de los ciudadanos. «La inversión de dos millones en las potabilizadoras, la están pagando otra vez los vecinos a través de su recibo del agua, y no el Ayuntamiento a través del canon del agua y alcantarillado», manifestó el portavoz Víctor Soler.